Opinión Columna


Paseantes


Publicación:10-08-2020

++--

Ya lo habíamos citado en este espacio y de que algunas personas han encontrado como válvula de escape, el acampar en los márgenes del río La Silla.

Luego de la tormenta, viene la calma reza una conocida frase y eso parece ser aprovechado por decenas de personas que ya disfrutan de ríos y arroyos en Nuevo León.

Ya lo habíamos citado en este espacio y de que algunas personas han encontrado como válvula de escape, el acampar en los márgenes del río La Silla.

Que el lugar al igual que otros sitios que fueron ''oxigenados'' por la tormenta tropical ''Hanna'', ahora ofrecen atractivos parajes para los regiomontanos.

Y, que ante la falta de prohibiciones o limitaciones por parte de las autoridades, ya se utilizan a manera de recreo en medio de la Pandemia por familias enteras.

Eso es en el área regiomontana, aunque de igual forma, no falta quien se de una escapada a otras partes de la metrópoli, donde si se advierten sanciones a los paseantes.

Es más, hasta se advierte a los visitantes a ríos y parajes, el riesgo de ser infraccionado y hasta detenido si rompen la prohibición de meterse al río.

Pero por lo visto en arroyos y ríos locales, hay algo más de flexibilidad, por lo que no falta quienes se den a la tarea de disfrutar de las áreas para su descanso.

Así que ahora habrá que ver qué tanto les dura el gusto antes de que las autoridades de Salud y policías locales tomen algunas medidas más estrictas de control.

Aunque no falta quien cuestione el uso del plasma, pero cada vez se suman más los testimonios de quienes aseguran haberse salvado del Coronavirus con su uso.

De ahí que en un intento por promover su donación, el doctor Manuel de la O Cavazos mantiene viva la cruzada de la donación, destacando sus beneficios de uso.

Y, que como prueba viviente de ello, ha presentado los testimonios de personas que aseguran haberse salvado con la aplicación de plasma de personas recuperadas.

Que a pesar de que aún no existe una vacuna científicamente comprobada ante dicho mal, el plasma sigue siendo una opción de vida para quienes urgen salvar el riesgo.

Por lo que se mantendrá de manera permanente, la campaña por solicitar a quienes se hayan recuperado de Covid-19, acudan a donar su plasma para salvar vidas.

...

Ahora que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador reiteró que se tiene recursos para combatir el Coronavirus, el dato hizo eco en las autoridades de Nuevo León.

Especialmente, porque se tienen peticiones pendientes en ese sentido, y que el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón esperan tener respuesta en breve, pues la Pandemia no perdona.

Y, que muy a pesar de los esfuerzos realizados y las medidas de ahorro aplicadas por el gobierno de Nuevo León, más las que se proyectan, urgen noticias de dichos fondos federales.

Más, si se habla de un encuentro en breve entre el ejecutivo nacional con las autoridades gubernamentales de Nuevo León, más las que se acumulen por el pacto federal.

Es verdad que una gran cantidad de personas pese a los números oficiales que se manejan, dudan de la existencia del Coronavirus y hasta crean que es un invento de las autoridades.

Pero cada vez es más recurrente, el hecho de que día a día, se incrementan los mensajes de fallecimientos de familiares y amigos a través de las redes sociales, de que han perdido un ser querido.

Es cierto que el virus existe y representa un peligro latente para quienes están expuestos y que ahora son parte de las estadísticas, porque hay quienes logran sobrevivir y quienes no.

Que el Covid-19 es tan letal que no respeta sexo, ni edad de sus víctimas, por lo que las autoridades urgen mantener las más estrictas medidas de salud e higiene para evitar forma parte de las estadísticas.

Aunque casi todos los negocios formales e informales abiertos lucen a la vista productos  de los considerados como necesarios, hay cuestiones que no se cumplen como la sana distancia y no pasa nada.

Que las ofertas de los productos a granel como cubrebocas, mascarillas plásticas y demás por montones, no quita el riesgo de contagio con negocios ante las aglomeraciones que se registran.

Y, si no lo quiere creer basta con darse una vuelta por negocios ubicados entre Madero y Colón del primer cuadro de Monterrey, sin que ninguna autoridad los regule o al menos les chiste.




« El Porvenir »