Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Virus al alza


Publicación:20-08-2021
version androidversion iphone

++--

Por si quedaba alguna duda, ayer de nueva cuenta se registraron récords en todas las especificaciones a causa del Coronavirus.

Por si quedaba alguna duda, ayer de nueva cuenta se registraron récords en todas las especificaciones a causa del Coronavirus.

Por lo que se aprecian números que encienden las luces rojas de alerta ante el reporte de fallecimientos que alcanzan picos de los más altos.

De ahí que en ésta tercera ola, de acuerdo a los reportes oficiales, se suman 53 defunciones en personas, entre ellas sin ninguna enfermedad.

Otro de los factores que traen de cabeza a las autoridades estatales y de Salud, es lo referente a las hospitalizaciones, pues quedan muy pocas camas.

Las hospitalizaciones siguen a la alza, dado que los pacientes en su mayoría, según se dijo, llegan cuando presentan problemas graves de respiración.

Por lo que muchos de ellos, pasan derechito a ser intubados, lo cuál sigue complicando las cuestiones relacionadas los espacios disponibles.

Como el horno no está para bollos, el gobernador de Nuevo León salió ayer al quite ante el alto número de contagios que ubican la entidad en un sitio nada envidiable a nivel nacional.

Y, que para la mala fortuna, Jaime Rodríguez Calderón, habla de la difícil situación que se enfrenta en la localidad por los problemas derivados a causa de la Pandemia.

De ahí que con tantos números, pinto un escenario bastante oscuro que hasta en cierta forma, le da la razón ante la implementación de restricciones para bajar la movilidad.

Pero mientras el tema del regreso a clases sigue siendo un punto de polémica, al dar luz verde, habrá que ver que dicen aquellos a los que se les cerró la llave, como diría la raza.

Sobre todo, al dictarse restricciones a casinos, gimnasios, estadios, circos, campos de golf, peleas de lucha libre, teatros, salones de fiestas infantiles y demás.

Amén de que a ello habría de agregarse entre otras actividades, el recorte en el aforo, que sin lugar a dudas, causará el grito de quienes hasta en cierta forma se verán afectados.

Por lo visto, aunque dijo que no viene a pelear y que Nuevo León no necesita más problemas, Samuel García, dijo palabras más, palabras menos que no será dejado, ni tapadera.

Que a pesar de que el nuevo gobierno entraría con buena disponibilidad, no habría discrecionalidad, que si detectan irregularidades en el gobierno saliente denunciará.

Dejando más que en claro, que el joven gobernador electo, dispone de tiempo oficial para realizar cualquier revisión y que de detectar anomalías, no se tocaría el corazón.

Así que ojo por si ven a Samuel con pintura de guerra en el rostro, ya sabrán más o menos lo que trae entre manos.




« El Porvenir »