Opinión Columna


Mal servicio de camiones


Publicación:28-01-2019
version androidversion iphone

++--

Poco a poco, con el agua al cuello, los transportistas han prolongado su rosario de carencias en espera de que les haga justicia la revolución.

Y, aunque el fantasma de la crisis dicen que les pega fuerte, ahora se puede entender el por qué de la deficiencia en el servicio camionero.

Si dicen que la crisis ya les venía pegando y que ante eso, han tenido que reducir la circulación de sus unidades, ahora se aclaran situaciones.

Sobre todo, cuando los usuarios, en su diario vivir, ya se quejaban de la falta de camiones oq ue era larga la frecuencia de paso.

Pero como parte del problema económico que dicen que atraviesan, podría sacar o parar al menos 500 unidades camioneras, así de sencillo.

De ahí la urgencia del llamado que lanzan con tres letras muy conocidas de S.O.S. porque ya no pueden y que ni con el tarifazo se levantan.

 

 

 

 

Gracias a la naturaleza misma, las diferentes estaciones de monitoreo, bueno no todas, nadamás las que funcionan, reportaron cuestiones favorables en la calidad del aire.

Y no es porque al fin hayan surtido efecto las acciones gubernamentales para controlar las empresas contaminantes, ni mucho menos.

O, que empresa y pedreras preocupadas por los altos índices contaminantes bajaran sus niveles.

Tampoco es que se haya decretado el famoso Hoy No Circula como en la capital del país.

Y, menos porque ahora que la gasolina estuvo escasa bajó el tráfico y se puso en práctica el programa solidario que se estrena en San Pedro.

No, nada de eso. Los índices bajaron simplemente por caprichos de la naturaleza, pues soplaron los vientos, mejoraron las condiciones climatológicas y ya, lo demás son asignaturas pendientes.

 

 

 

 

Pues este día, para más de dos inicia la cuenta regresiva para el cambio de poderes por la toma de protesta al reelecto alcalde de la ciudad de Monterrey.

Si no hay cambio de última hora, por aquello de que aún hay un juicio pendiente por resolver, el priista Adrián de la Garza estará tomando el cargo por otro período.

Será una semana muuuy larga para algunos y otros más, sin lugar a dudas, será lo bastante corta para que por fin se cristalice lo que desde hace meses quedó pendiente.

La definición del nuevo alcalde es algo que ya trae a más de dos con el “Jesús en la boca” y que se ha prolongado de manera extraordinaria, por lo que valdrá la pena la espera.

Así que vaya agarrando asiento, lugar y tabla porque todo es cuestión de días, en ésta misma semana, para que por fin se asienten las cosas o se alarguen.

 

 

 

 

Pero mientras son peras o manzanas en los pasillos de la presidencia municipal regia se advierten un montón de cosas que preocupan a más de dos.

Por ejemplo, que ante la llegada del gobierno priista, se advierte que habrá muuuchos cambios.

Que quienes creen que están más que seguros en sus cargos que tienen o tenían, no será de esa manera, pues no habrá de piña.

Sino todo lo contrario, porque a lo largo de las dos campañas se realizaron toda clase de compromisos de esos ineludibles.

Sobre todo con aquellos que no tuvieron chance de acomodarse en las elecciones ordinarias por sus derrotas y que andaban de acomedidos.

Por lo que de una vez vale que haga concha, porque como dice la raza, el golpe avisa…

 

 

 

 

El que por lo visto no piensa quedarse callado ni mucho menos es el senador Samuel García, pues anda desatado.

Resulta que el muchacho, por si lo querían oír o ver, publicó en las redes sociales un leve reporte de sus apoyos.

Y, a decir verdad, la cifra que maneja tiene muchos ceros, dice que dona todo su sueldo y que vive de sus negocios.

Por lo que hay quienes pelan los ojos y hasta se quedan con los ojos cuadrados, pues de ser así, habrá quien le haga segunda. Es duda.

 



« Redacción »