Opinión Columna


Focos rojos


Publicación:08-07-2020

++--

Pues, la verdad de las cosas, los focos rojos se siguen encendiendo de manera generalizada por todos lados en Nuevo León.

 

Pues, la verdad de las cosas, los focos rojos se siguen encendiendo de manera generalizada por todos lados en Nuevo León.

Y, si no lo cree basta con realizar un leve recuento de los datos que ya traen hasta la coronilla al gobernador Jaime Rodríguez.

Si a caso tiene alguna duda, bien le podría preguntar al titular de Salud en el Estado, Manuel de la O, quien anda por las mismas.

Y, cómo no si en eso del combate a la Pandemia, por lo que se ve no hay recurso económico, ni esfuerzo que alcance.

Sobre todo, cuando en la proliferación del tan temido coronavirus hay varios factores que se conjugan y feo.

Como por ejemplo, que los contagios y los fallecimientos siguen a la alza día con día, causando franca alarma.

Y, quizá derivado de esto último, se extiende una psicosis de quienes sienten o creen padecer los síntomas del virus.

Por lo que es peor, abarrotan todos los centros de consulta Covid-19, haciendo largas filas, acampando en los módulos.

Como si no fuera suficiente, a eso habría que agregarle ahora, la aplicación selectiva de la muestra y su atraso.

Al tiempo que los hospitales amagan con reventar ante el incremento de su ocupación y que ya hace agua.

Y, que pese a la busca de soluciones alternas, las disposiciones oficiales no tienen eco deseado por falta de apoyo.

Por lo que si a eso le agrega la movilidad, el transporte urbano colapsado, esto no pinta nada bien, sino pa´l baile vamos.

Por cierto, ya que andamos con cuestiones relacionadas con el transporte urbano vale señalar, que continuarán las aglomeraciones.

Que eso de la aplicación de la sana distancia difícilmente podrá aplicarse ante un servicio que sufre aglomeraciones de años.

Y, peor, si se toma en cuenta que las diferentes rutas urbanas mantienen determinado número de camiones en circulación.

Por lo que muchas de ellas tardan una ´´eternidad´´ en circular ante el malestar de los usuarios y la pérdida de horas hombre.

De modo que, difícil podrá encontrarse una solución inmediata para evitar las aglomeraciones y menos la Sana Distancia.

Del uso del cubre bocas, del gel antibacterial, del empleo de sanitizantes mejor ni le decimos, pero fácil-fácil, no está.

Donde si las cosas amagan con ponerse feas, es entre aquellos comerciantes y empresarios de actividades no necesarias que sufren las de Caín.

Y, que de acuerdo a las publicaciones en las redes sociales, en el Facebook o en sus locales, gigantescos anuncios de: Se Vende, hablan por sí solos.

De ahí la preocupación de muchos que ya visitaron a las autoridades y protestaron varias veces lanzando sus demandas a los cuatro vientos, sin solución.

Y, que por desgracia y a como pintan las cosas de la pandemia, todo indica que esto no es de dos o tres días, sino que va para largo.

De modo que, ya no saben qué uña de las manos comerse cuando la curva no se aplana, sino todo lo contrario, sin olvidar otras cuestiones.

Como por ejemplo, que se mantenga la movilidad como si fueran días normales en fines de semana o entre semana y sin el uso del cubrebocas mínimo.

 Una prueba difícil para las autoridades es contener la movilidad y peor mantener bajos los índices de contaminación.

Por lo que urgen realizar más que ajustes necesarios en eso del libre tráfico, pues los problemas en NL siguen a la alza.

Después de la bronca que tuvo en Movimiento Ciudadano, la diputada Karina Barrón por lo visto sigue deshojando la margarita.

Lo anterior, por la simple y sencilla razón, de que a la legisladora local le han llovido ofertas de afiliación a otros organismos.

Por lo que ya hay quienes la hacen de retorno al PAN, que se ve más complicado, lo cuál ven más sencillo con los del PRI.

 





« El Porvenir »