Opinión Columna


Dudas de transportistas


Publicación:12-11-2021
version androidversion iphone

++--

Pues quien sabe cómo se vayan a poner las cosas, pero en eso del arrendamiento del transporte urbano, los empresarios se dicen ajenos.

Pues quien sabe cómo se vayan a poner las cosas, pero en eso del arrendamiento del transporte urbano, los empresarios se dicen ajenos.

Que ellos no fueron tomados en cuenta por el Estado en su proyecto y del cual se dijo, las unidades serían rentadas a los transportistas.

Hasta ahí todo sonaba de maravilla, como dice la raza, sin embargo el empresariado afirma ser precisamente ellos, quienes ignoren el tema.

Que a pesar de lo que se asegura por parte de la autoridad, a ellos, los empresarios ni siquiera se les tomó en consideración para nada.

Cuestionando especialmente, cómo estaría eso del pago por kilómetro, de a cuanto sería el pago y cuantos kilómetros se les destinarían.

Y, si no lo quieren creer basta con preguntarle al empresario Abelardo Martínez, quien al igual que otros, trae muchas dudas.

Con eso de que los indicadores del Semáforo Epidemiológico registra cifras a la baja, las autoridades estatales de Salud dictaran nuevas normas.

Entre ellas el incremento de casi el cien por ciento en los aforos en todos los establecimientos de la entidad, por lo que vale no bajar la guardia.

Sobre todo cuando se incrementa la posibilidad de que las aglomeraciones se multipliquen y con ello, el riesgo de los contagios del Covid-19.

Sin embargo, también hay que decirlo, en eso de la Pandemia no todo es miel sobre hojuelas, pues persisten las restricciones.

Especialmente cuando en cuestión de espectáculos masivos, los permisos oficiales de la autoridad se mantienen con reserva.

De ahí que sólo se da luz verde a un 40 por ciento de los aforos, a fin de mantener los contagios ''controlados''.

Especialmente, cuando la Pandemia quieran o no, tiene por lo menos tres días con tendencia a la alza por hospitalizaciones.

Donde por lo visto, no podrían dejar pasar la rola en torno al tema del replaqueo fue al interior del poder legislativo.

Especialmente por tratarse de la renovación de las láminas de identificación vehicular, con costo a los conductores en general.

Por lo que ya podrá imaginar cómo estuvo el ''tijeretazo'' sobre el particular, ya que la mayoría legislativa sacó las uñas.

Hubo quienes lo justificaron o se mantuvieron al margen, pero fueron más, aquellos que le encontraron más picos que al serrucho.

Para empezar ahí tiene a Waldo Fernández, quien brincó en automático, lo mismo que Carlos de la Fuente por citar algunos.

En cima de que se vislumbra un panorama gris por aquello del recorte federal para el año próximo, los alcaldes ya andan haciendo malabares.

Y, es que con eso de las broncas de sus respectvas gestiones y la entrega de aguinaldos que están a la vuelta de la esquina, ya andan tronando el pico.

Por lo que valdrá la pena esperar a ver, cuál será la solución que habrán de aplicar los munícipes que no podrán sacarle la vuelta al bulto.




« El Porvenir »