Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Columna En Voz Baja


Publicación:17-02-2019
version androidversion iphone

++--

Con el colmillo del tamaño del mundo, hay como no queriendo, Manuel González soltó al aire una bola ensalivada en torno al 2021.

Con el colmillo del tamaño del mundo, hay como no queriendo, Manuel González soltó al aire una bola ensalivada en torno al 2021.

Palabras más, palabras menos, el secretario general de Gobierno, no dijo ni si, ni no, sino todo lo contrario a los preguntones.

Por lo que más de dos abanicaron y se fueron con la finta, quedando una cosa en claro, que Manuel si quiere.

Que luego de señalar algunas deficiencias en las aspiraciones de Ildefonso Guajardo, casi, casi dijo si voy.

Pero respetuoso de los tiempos y las formas, el segundo de abordo en palacio de Cantera, se supo medir.

Por lo que luego de desacreditar a quien por ahora sería su próximo rival, habrá que seguirle la huella.

Y, lo más importante, que más temprano que tarde, Manuel habrá de quitarse la tapa, sino p’al baile vamos.

Por lo que mucho de su trabajo realizado en el gabinete Bronco, lo hará con pies de plomo y seguro que bien.

 

 

Y, ya que hablamos de ‘’apuntados’’ para las elecciones que vienen y que en apariencia falta mucho, no descarte más señales de humo.

Sobre todo, de aquellos que de una u otra forma han destacado por su labor política y por andar siempre en la punta del tren.

Por lo que sin lugar a dudas, su mejor plataforma será el cargo por ahora ocupan más de dos, ya sea a nivel federal, estatal o municipal.

En especial, cuando hay quienes gustan de construir castillos en el aire y afirmar que ciertos ‘’gallos’’ van de bajada en caída libre.

Y, con eso de que se vale soñar, ya hay quienes afirman que es tiempo de recuperar espacios y que ahora es cuando para volver.

Pero como no son enchiladas, habrá que ver, si a los soñadores se les hace, pero antes de ello, habrá que ver que traen en el morral.

Especialmente, porque muy fácil es decir y presumir, y otra muy, pero muy distinta es hacer, así que haga sus apuestas.

 

 

Quienes no se cansan de hacer futurismo político, juran y perjuran que sobrarán gallos para las elecciones por la gubernatura de Nuevo León.

A la lista desde luego ya hay quienes suman desde luego a los senadores por NL, Samuel García y Víctor Fuentes, ni más, ni menos.

Desde luego también hay legisladores federales como el caso del coordinador panista Víctor Pérez Díaz, más los que se apunten.

Y, por lo que toca a los alcaldes, desde luego también son tomados en cuenta sin importar la afiliación partidista.

Por lo que los alcaldes metropolitanos, habrán de estar en la mesa de las propuestas, con sus cartas de recomendación.

De modo que sígale la pista a Cristina Díaz, Clara Luz Flores, César Garza, Héctor Castillo, Chefo Salgado y Adrián de la Garza.

 

 

Ahora que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador anda muy bravo y le ha metido tijera a ciertos recursos para Nuevo León, vale sobarse.

Sobre todo, porque no habrá dinero que alcance los proyectos oficiales de las autoridades estatales y municipales, porque el tijeretazo estuvo duro.

Pero, dicen los que dicen que saben, que esto no nada más podría pegarle a las obras proyectadas, sino al personal por aquello de la nómina.

Desde luego, no se puede asegurar recortes salariales a quienes mandan galleta, sino a la tropa, aquellos que ya andan con el Jesús en la boca.

Sobre todo, porque los más amolados ya saben cómo se las gastan los de arriba y que saben lo que es pasar el charco sin que les toquen un pelo.

 

 

El que amanece este día dando señales de ida es el dirigente municipal del PAN en Monterrey, Jesús Policarpo Flores.

Quien sabe que se traiga entre manos, pero el muchacho trae la mira bien puesta, por lo que el golpe avisa.

Y, aunque trae el pretexto de brindar un reconocimiento a cierta personalidad, habrá que ver qué se saca de la manga.



« Redacción »