Opinión Columna


Ayuda de Tláloc


Publicación:19-09-2022
version androidversion iphone

++--

Y, es que ayudado por la presencia del Dios Tláloc, las autoridades estatales se vieron reforzadas por las acciones oficiales para juntar agua.

Un buen síntoma del avance del Estado contra la crisis del agua, sin lugar a dudas son las protestas, bloqueos y manifestaciones que desaparecieron de la noche a la mañana.

Y, es que ayudado por la presencia del Dios Tláloc, las autoridades estatales se vieron reforzadas por las acciones oficiales para juntar agua y mejorar su distribución.

La guerra contra la crisis del agua no se ha ganado, por lo que vale mantener los cuidados del abasto y servicio para garantizar el consumo, aunque se llenen las presas.

Por lo que no vale echar las campanas al vuelo, ante lo que se antoja una mala experiencia no vivida en los últimos años y que deja cicatrices por una mala planeación.

Quieran o no. Los que están de mírame y no me toques, son los legisladores locales que ya andaban muy amarrados para trabajar en alianza, pero los pleitos en las altas esferas los tienen muy mal parados.

Tan es así, que se encuentran muy expectantes de cómo se realizan las cosas entre quienes mandan galleta y que habrán de bajar línea, por aquello de las ásperas relaciones a nivel nacional.

Y, que en el peor de los casos, quienes ya andaban bien arreglados en el Congreso local podrían romper lanzas, por aquello de que donde manda Capitán no gobierna marinero, pero todo puede pasar.

Así que a pelar el ojo y parar oreja, porque si hay rompimiento en la alianza PRI-PAN-PRD muchos de los acuerdos se les vendrían abajo y se tendría un ganón indiscutible que lleva color naranja.

Y, que si los números les cuadran, de darse la ruptura a nivel local, las propuestas oficiales que amagan con complicarse, podrían pasar la aduana sin los amarres y tropiezos esperados.

Los problemas de contaminación quieran o no, han encontrado solución por las disposiciones oficiales, pero también hay que decirlo, en nada o poco ayudan las autoridades federales.

Por lo que la labor del Estado se torna titánica y es causa según registros oficiales del disparo de enfermedades cardiacas y respiratorias que ameritan trabajos coordinados.

De ahí que muchas de las labores dependerán de las gestorías del gobernador del Estado, Samuel García, aprovechando sus buenas migas con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así que a darle, porque esta es una de las crisis que siguen pegando duro a la entidad y que se acentúa en ciertos municipios, donde las afectaciones marcan Alerta Roja.

La contaminación de ríos, presas y arroyos es una muestra de la irresponsabilidad de los paseantes que hacen de todo escenario, un basurero.

Y, si no lo quiere creer basta con darle una revisada a simple vista, pues al juzgar por lo que se ve, no hay paraje que se escape.

Por lo que todo esfuerzo oficial y de voluntariado se queda corto ante el incremento de visitantes que olvidan las reglas de limpieza.

Y, peor aún, si se toma en cuenta los paseantes ''olvidan'' toda clase de desechable de plástico o de cristal, vaya basura en general.

Más tardó el dirigente municipal del PAN en Monterrey, Policarpo Flores en dejar las riendas del partido para ocupar de nueva cuenta el liderazgo, que en hacerla de tos.

Tan es así, que el muchacho ahora viene a cuestionar la labor de los operativos anti alcohol que se realizan en los diversos municipios de la localidad, demandando su transparencia.

Por lo que vale preguntarle si sabe algo más o lo dice al tanteo, pues para que ande agitando las aguas algo ha de traer entre manos o simplemente lo dice al tanteo. Es duda.




« El Porvenir »