Opinión Columna


Puras promesas a maestros


Publicación:31-07-2019
version androidversion iphone

++--

Parece que al magisterio de Nuevo León ya le llenó el “buche” de piedritas el gobierno independiente, con puras promesas de basificación, de ascensos, de pagos atrasados y otros problemas con que cargan los maestros.
Sin resolver definitivamente quedan los servicios médicos de los trabajadores de la educación a los que prometió el gobernador en repetidas ocasiones sanear en pocos días y a como van, será recomendable tomar asiento, lugar y tabla.
Las cuentas por pagar a proveedores se hacen más grandes, en cuanto pasa el tiempo y estos no pueden surtir de medicamentos a su farmacia, lo que está produciendo un gran enojo masivo contra el Bronco-gobierno.
Al parecer los maestros, si no hay solución inmediata y definitiva tomarán medidas más radicales que hacer una protesta pacífica, por lo que sería algo así, como despertar al Gigante dormido, y sino lo cree pa’l baile vamos.
Lo que si se puede advertir ante lo que se creía ya grandes soluciones y que no pasaron a ser más que venta de espejitos, que los pendientes se dejaron para luego aunque crecen como una bola de nieve.

 


Con eso de que ahora mejoró la calidad del aire, ‘’a quién le van a echar la culpa’’, pues hay muchas cosas que simple y sencillamente no se hicieron.
Vaya, no se aplicó la verificación vehícular, no se contrataron más inspectores estatales, ni inspectores federales, ni se cerraron empresas o pedreras.
Lo mismo que siguen en franca circulación unidades chatarra de transporte público y privado que ensucian la calidad del aire a diestra y siniestra.
Eso sí, sin que ninguna autoridad los moleste, las sanciones o simplemente los saque de circulación por emanar grandes cantidades de humo.
Desde luego, el dato llama poderosamente la atención a días de que los vacacionistas mismos retornen a sus actividades normales de escuela y de trabajo.
Por lo que vale preguntar entonces que se hizo para que se repita, pues cero y van al menos un par de días con buena calidad del aire, cosa pocas veces visto.
Y, aunque no se quiera magnificar el dato, llama la atención por tratarse de algo atípico y favorable para la salud en general, y de lo que no sabemos cuanto nos dure el gusto.

 


No es que seamos metiches, pero una cosa si es cierta, que los legisladores locales un día están bien y el otro no tanto.
Que en eso de los trabajos por afinar la ley de movilidad igual se tiene coincidencias, pero en otras ocasiones no.
Tan es así, que a pesar de que no hace mucho se aseguró tener un 90 por ciento de avance en los trabajos, no es así.
Pues tan pronto como circuló el dato, no faltó quien lo desmintiera en defensa de muchos de los puntos de diferencia.
Y, que a decir de los que saben, ya están como la canción de la burrita, unos pasos p’a delante y otros pasos para atrás.
Por lo que vale darles el beneficio de la duda, sobre todo, cuando no hay poder humano que evite nuevas razones de análisis.
Por lo que en la aprobación del tema, se antoja un tanto difícil advertir que pueda ser aprobado en un abrir y cerrar de ojos.

 


Mientras las autoridades analizan encerrados a piedra y lodo lo referente al impuesto que piensan cargar a los cibertaxis, estos dicen que ya pagan impuestos.
Que a parte de la aplicación por la que operan, pagan sus respectivas facturas por el servicio a hacienda, por lo que afirman, si de impuestos se trata, lo pagan.
Salvo que este es a la federación, por lo que ahora dicen no dar un paso atrás con eso de los amparos ante cualquier acto de gobierno al respecto.

 

Por cierto, ya que andamos por el rumbo de los taxistas, vale hacer algo más que un examen de conciencia para los taxis que operan de manera oficial.
Sobre todo porque incumplen con muchas de las disposiciones dictadas en la regla, por circular sin la exhibición de su identificación y número en el tablero.
Además de traer en los cristales algún tipo de polarizado u objeto que impide su visibilidad, con cobros al tanteo de la cuota mínima y demás.

 

 

 

 

 

 



« Redacción »