Opinión Columna


Pandemia va ganando


Publicación:24-08-2021
version androidversion iphone

++--

Eso de los contagios, nos guste o no nos guste. No se van a detener solos y los hospitales casi casi están a reventar.

Eso de los contagios, nos guste o no nos guste. No se van a detener solos y los hospitales casi casi están a reventar.

Ya se alcanzaron las cifras de los fallecimientos de las olas anteriores y a como venían las cosas fue casi casi al fast track.

El tema es complicado y no es sencillo, sobre todo, cuando los números tienen a Nuevo León en una posición nade envidiable en el país.

Que no se detienen los contagios por si solos y que requiere un golpe de timón del mismo tamaño de los contagios, sino cuidado.

La autoridad por lo visto da su brazo a torcer y cede a las presiones de quienes se pronuncian por las reaperturas.

Que habrá muchos cuidados, pero así cómo. Arriesgar la vida de terceros ni la propia autoridad quiere correr el riesgo.

Y, sino pregúntenle a Manuel de la O Cavazos, titular de Salud en Nuevo León, quien habla de la amarga experiencia en esos casos.

Así que ojo, porque estamos a unos días de que se cumpla el plazo dictado por el gobierno de Jaime Rodríguez Caderón ante el Covid-19.

Por lo que se recuerdan sus comentarios. Si los contagios continúan así habrá cierres de todo, palabras más, palabras menos.

Y, lo cuál hasta en cierto modo, podría advertir restricciones que a más de dos no les gustan, pero que ante los contagios no hay mejor remedio.

Las cifras de fallecimientos de toda persona merece los respetos de cualquiera.

Pero en tiempos de Pandemia que traen a todo mundo de cabeza, no es fácil de digerir.

Sobre todo, cuando se habla que en al menos unos días, más de medio centenar murieron.

Y, lo más grave de ello es, que de esa cantidad en dos días, 60 no tenían otra enfermedad.

Que se contagiaron de Coronavirus, le dieron la batalla al virus y la perdieron.

La situación es más que triste, cuando dicen las autoridades que el virus es más poderoso.

Que la variante Delta contagia a más personas y que es mucho más agresivo que cuando empezó.

Que muchos con una  dosis o con las dos dosis no lo han podido vencer y los números ahí están.

Que estamos en semáforo rojo en algunas cuestiones y otras tantas más, aún la libramos.

Pero eso no quiere decir que estemos bien y que eso sea quizá el espejismo de muchos.

Que se van con la simple impresión de que: ''No pasa nada'', ''A mi no me da'' y ahí están los números.

Ah, raza. Cómo les gusta el chisme. Pues con eso del regreso a las aulas y las malas condiciones de las escuelas, ya hay quienes andan haciendo muuuchas preguntas.

Sobre todo, qué pasó con esa jugosa inversión que presuntamente harían las autoridades estatales como para dejar los planteles escolares como para concurso.

De ahí que no ha faltado quien aprovechara el uso de las redes sociales como para cuestionar dónde quedaron los dineros anunciados por el Estado para las escuelas.

Sobre todo, cuando se habla de una importante cantidad que ni las mismas autoridades educativas supieron contestar y que hicieron como que la Virgen les habla.

Pero como el chisme no nos gusta, habrá que averiguar de qué se trata o mejor dicho para que no haya reclamo, dónde quedó la bolita, así de simple y sin chistar.

Que el grueso de los trabajadores no quieren volver a las aulas, hasta en cierta forma podría ser entendible.

Y, no es que sea por flojos, si se sabe que son entregados y que destacan por su vocación de servicio.

Sino más bien porque tienen bien fundados sus miedos debido a la edad y a las cifras fatales del Covid-19.

Que desconfían de la eficiencia de la dosis única que se les aplicó y que por eso urgen refuerzo de la misma.

Y, que aparejado a ello, saben que se expondrían con todas las medidas protocolarias, a una edad no vacunada.

Que en eso de las clases Etarias, de una u otra forma, la situación implica un riesgo y más si ya son mayores.

Aunque en cierta forma es un decir, si se toma en cuenta que en el cuadro de las estadísticas el Covid, agarra parejo.

De plano el gobernador electo de Nuevo León, con eso de las vacunas contra el Coronavirus anda como niño con juguete nuevo.

Junto a su esposa, Samuel García parece disfrutar como un gran logro el envío de regios a las vacunas transfronterizas, como nunca en la historia de NL.

Por lo que se les ve feliz grabando cada momento de la salida de autobuses de NL hacia Estados Unidos por la vacuna, nada más para el recuerdo.




« El Porvenir »