Opinión Columna


Ferias del Cohete


Publicación:22-11-2021
version androidversion iphone

++--

Auque se supone que debe regularse la venta de cohetes para evitar contaminación y los accidentes, hay quienes que siguen burlando a la autoridad.

Auque se supone que debe regularse la venta de cohetes para evitar contaminación y los accidentes, hay quienes que siguen burlando a la autoridad.

Lo anterior, debido a que gracias  al anonimato que brinda el Internet, hay venta clandestina de los mismos a ojos vistos, sin que nadie chiste.

Por lo que en el mejor de los sentidos, vale preguntar cuál es el papel de la autoridad que sigue dejando pasar la rola por boba con toda libertad.

Y, que si para ellos se implementó el uso de las Ferias del Cohete, a ninguna autoridad parece combatir la venta de explosivos por las redes sociales.

Así que ojo, porque del mismo modo, el tema no es desconocido, ni mucho menos el riesgo de un posible incidente como los sucedidos en otras entidades.

Ahora que la autoridad federal afirma que la refinería de Cadereyta no es tan contaminante como se dice, ni las gasolinas son de baja calidad como se asegura, habrá que seguirle la huella de manera puntual.

Sobre todo, porque de una u otra manera, las autoridades estatales y legislativas nos han salido con otro cuento de un tiempo a la fecha, por lo que de ser como se afirma a nivel federal, moriremos engañados.

Lo cuál invita a más que una simple reflexión entre lo que se dcie y lo que se hace, porque de lo contrario, habría quién en el peor de los casos estaría mintiendo, bjo el argumento de politizar el asunto.

Pero más grave aún, que ante tal situación se podría en tela de duda la causa real de los altos niveles de contaminación en Nuevo León y que el uso de las gasolinas, tampoco sería opción para mejorar la calidad del aire.

Por cierto, ya que andamos con cuestiones relacionadas con la contaminación, ayer corrió la versión de que las estaciones de monitoreo ambiental habían sido apagadas.

De ser cierto lo que se dijo a los cuatro vientos, se estaría obligando a una explicación real de los motivos que generaron esta cuestión y porqué se hizo.

Sobre todo, porque urgen acciones para el mejoramiento del medio ambiente, no todo lo contrario dadas sus graves consecuencias en la entidad y la salud.

Pues a pesar de que las alertas de la mala calidad sin acciones, son como los llamados a misa, ahora imagínese sin el monitoreo real de las cosas, pues así cómo.

Hay que aclarar que la permanencia de algunas disposiciones dictadas por las autoridades de Salud en Nuevo León, no son un permiso para el descuido, ni el desuso de las disposiciones planteadas por Salud ante los contagios del Coronavirus.

Al contrario, a mayor disposición en los horarios de apertura de los negocios y establecimientos, así como de los aforos permitidos en algunos casos, implica un mayor cuidado dado el disparo de la movilidad y las aglomeraciones.

Sobre todo porque dichas autorizaciones, hay quienes las interpretan muy a su manera, ''olvidando'' el uso del cubrebocas y la sana distancia, de ahí las recomendaciones del gobernador, Samuel García, de no bajar la guardia.

El que parece ir contra mara, pero sin aflojarle el paso es el alcalde sampetrino Miguel Treviño.

Pues a pesar de la resistencia de algunos vecinos por meter freno de mano a sus trabajos, no se detiene.

Al contrario el munícipe le pone fecha a obras como Vía Libre, a fin de concretarla en tiempo y forma.

Pero como las acciones de protesta no han terminado, habrá que seguirle la huella al asunto, porque aún no se acaba.




« El Porvenir »