Opinión Editorial


Aguas secas


Publicación:15-07-2022
version androidversion iphone

++--

La falta de agua no exime a los usuarios del pago. Se tiene que pagar el agua que no hay

La falta de agua no exime a los usuarios del pago. Se tiene que pagar el agua que no hay. Semejante barbaridad sólo sucedía en la edad media con los campesinos. Y no es por culpa de gobiernos anteriores, por las condiciones climatológicas del norte, por la abundancia de gente. No. Es por la ineficiencia e ineficacia del gobierno

El biólogo Antonio Hernández, con maestría y doctorado en medio ambiente opina al respecto. Y vale la pena compartir sus reflexiones. “Este año está pasando algo extraordinario en Monterrey, una ciudad que nunca se había quedado sin agua. Ahorita tiene un déficit hídrico de más de 31 millones de metros cúbicos. Es el momento en que debes cambiar los paradigmas de la forma en que se está utilizando el agua, que sepas que debes darle tratamiento para reciclarla y filtrarla. Pero es algo que no se está haciendo.

      “Nuevo León está entre los puntos más secos, con incrementos hasta 48°C o casi 50°C. Por razones de vientos y otras cosas. Pero también estamos explotando nuestro país, alterando nuestro territorio, dando concesiones a industrias en el norte. Y en particular los corredores industriales de Monterrey consumen mucha, mucha agua y no dan tratamiento.

      “Una refresquera consume en un año lo que las personas consumen en 10 años. Y una cervecera más. Tener actividades agrícolas, pecuarias o industriales en una zona con un estrés hídrico requiere de una buena administración para que no pasen lo que vemos ahora en Monterrey. Y ahí, si las industrias consumen 100 litros, esos 100 litros se van al drenaje. No les dan tratamiento.

      “El gobierno de Nuevo León es un gobierno de selfie, de tomarse fotos aquí y allá, no entiende una situación de crisis hídrica. Dicen que no pueden quitar las concesiones de agua ni las compañías que están produciendo en su territorio, porque pagan impuestos y generan empleo. Pero están acabando el agua. Así que optan por cerrar la llave a la gente, pero no a las empresas. Hay un conflicto de intereses muy serio.

      “Nuevo León, el volumen total del agua lo comprometen para menos de un año. No se puede hacer eso, pero lo están haciendo. Las imágenes de satélite muestran un momento en el que no había una población ni una cantidad de industrias como las que hay hoy. Al aumentar esto, aumentas el consumo. Pero el problema es que tampoco hay plantas de tratamientos de aguas.

      “En el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) se otorgaron 7.000 concesiones mineras, de un día a otro, 7.000. Y con Ernesto Zedillo (1994-2000) y con Vicente Fox (2000-2006) se dieron las concesiones de las zonas más importantes de agua a las refresqueras y cerveceras.

      “Es muy claro que el abuso de unos cuantos intereses afecta completamente el desarrollo de la nación. Y nunca habían tomado en cuenta la deforestación. En este momento ya no se tienen las zonas viables para la recarga de agua y con eso se está perdiendo muchísima más.

      “En el 70% del país, la cantidad de agua es menor a 500 milímetros. Estacionalmente, el país es seco, donde no abunda el agua. Entonces el 70% de todo este territorio no es apto para el establecimiento de grandes ciudades ni de plantaciones comerciales. Es decir, tiene un balance muy fino entre el agua que llueve y el agua subterránea. Y si sobreexplotas cualquier tipo de manto acuífero, rompes el equilibrio.

      “Y en este momento se están explotando de manera inconcebible los acuíferos subterráneos y se están llenando de fertilizantes, lo que cambia las condiciones naturales del agua. Prácticamente nos estamos pegando un balazo, no en un pie, sino en ambas piernas. Y la orografía del país crea una barrera natural perfectamente bien franqueada y no hay manera para que las nubes pasen y alimenten de agua a esas regiones”

      Pues así. Así está el abarrote. Entonces hay que cuidar el agua.  

      



« Arnulfo Vigil »