Opinión Editorial


Libertad de expresión


Publicación:27-02-2017
version androidversion iphone

++--

La libertad de expresión es un derecho consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que reza: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.
A lo largo de la historia ha quedado claro que gracias a esta libertad que se ha fomentado la participación política y han caído tiranos.
Aunque a pasos más lentos, México ha seguido esta tendencia y nuestra Constitución se refiere a la libertad de expresión en su artículo sexto.
Entonces, pues, no entiendo cómo es que el gobernador del Estado más industrializado de México insiste en poner en tela de duda el papel de los medios masivos de comunicación.
Jaime Rodríguez dijo que “ya no lean periódicos, solamente cuestionan y critican; vean el Facebook y ahí se informan; comprar periódico es dinero mal gastado”.
Como muchos colegas periodistas y comunicadores, organismos e intermedios y líderes de opinión, me indignó esta aseveración. No es la primera vez que El Bronco se lanza contra todo medio que él crea está contra su modo de pensar.
Siempre he creído que si un líder de organización, empresa o gobierno tiene un modo de pensar y actuar, bueno o malo, lo permeará hacia sus subordinados. Es así que el gobernador y sus colaboradores asumen que los medios son sus enemigos y descalifican sus contenidos.
Ven en las redes sociales su modo de comunicar y gobernar.
Miguel Carbonell, abogado e investigador mexicano, del Instituto de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, sostiene que la libertad de expresión es una condición necesaria para que una nación sea considerada democrática.
Pero Rodríguez Calderón no es el único político en pensar negativamente de los medios. Tenemos el ejemplo de Donald Trump.
El presidente de la nación más poderosa del planeta se ha referido a los medios de comunicación como: “Son lo peor”; “Son gente muy deshonesta”; “No tienen fuentes y por eso se las inventan“ y “Tenemos que pelear contra ellos, debemos pelear. Son muy listos (los periodistas), muy astutos y muy deshonestos”.
El investigador y abogado de origen español, Ignacio Villaverde, ha centrado su carrera académica a la investigación sobre la libertad de expresión e información y sus derechos conexos.
“En los estados democráticos, la libre discusión es un componente jurídico previo a la toma de una decisión que afecta a la comunidad, e inexcusable para su legitimización… sin una discusión libre no es posible la cabal realización del Estado democrático”, expone el investigador.
El informar y estar informados es un derecho que ha costado mucho; no es momento de regatear.
De por sí ya es bastante penoso tener jóvenes con poca afición por la lectura como para “darles lo que necesitan” incitándolos a estar de “tiempo completo” en las redes sociales.
¿En qué momento los millenials, baby boomers y miembros de la generación “X” crearán propia conciencia de lo que pasa si viven pegados a un celular inteligente?
Peor aún, ¿en qué momento se darán las condiciones de un buen gobierno? tal pareciera que el Bronco preferiría retroceder a los tiempos de ignorancia y desconocimiento que tenían a México estancado.
No podemos, como sociedad, dar marcha atrás a lo ya alcanzado. Merecemos ser informados, formar opinión respecto a lo que pasa y por supuesto, tomar las mejores decisiones respecto a lo que queremos como país, un país donde impere la democracia.
Comentarios: nelly.cepedagzz@gmail.com

 



« Redacción »