Opinión Editorial


La fundación de Nuevo León


Publicación:26-05-2020

++--

Por órdenes del Virrey, a finales de 1588 o principios de 1589, Carvajal es detenido y llevado cautivo a la Ciudad de México

Un 31 de mayo de 1579, el portugués Luis de Carvajal y de la Cueva logró que el rey Felipe II de España firmara la capitulación o contrato para el descubrimiento, pacificación y población del Nuevo Reino de León.

La capitulación no fue solamente para descubrir, pacificar y poblar un vasto territorio de 200 leguas tierra adentro de la Nueva España, sino también para gobernar el Nuevo Reino, ya que el Rey lo designó como Gobernador.

Tomaría más de un año reclutar a cien colonizadores -mineros, herreros, carpinteros, panaderos, agricultores y ganaderos-, así como para preparar la urca Los Tres Reyes y zarpar hacia el Nuevo Mundo el 10 de junio de 1580.

El 24 de agosto de 1580 atraca en Tampico, donde Carvajal había vivido de 1567 a 1578, años en que se dedicó a comerciar vino, a la cría de ganado, a pacificar chichimecas, a defenderse de piratas y a la tarea de explorar la región montañosa para encontrar un camino de Tampico a Mazapil, cuyo Viaje de Descubrimiento -así nombró a su escrito- le abrió la visión para negociar con el Rey Felipe II la capitulación de 1579 y que comprendería:

"... desde el puerto de Tampico río de Pánuco y las minas de Mazapil hasta los límites de Nueva Galicia (hoy Jalisco, Aguascalientes y Zacatecas) y de allí hasta el norte lo que está por descubrir de una mar a otra, conque no exceda de doscientas leguas de latitud por otras doscientas de longitud, que se llame e intitule Nuevo Reino de León...".

Sería hasta el 25 de octubre de 1581, a un año dos meses de prepararse en Tampico, cuando Carvajal y sus colonizadores salen rumbo al territorio desconocido e inexplorado para emprender la colonización.

El 10 de diciembre 1581 fundaría la Villa de la Cueva de León (primer asentamiento del Nuevo Reino, el cual fue destruido por los indígenas y cuya localización quizá sea Sombreretillo, Sabinas Hidalgo). El 10 de abril 1582 funda la Ciudad de León (hoy Cerralvo) y meses después ordena a su lugarteniente, Gaspar Castaño de Sosa, que funde la Villa de San Luis en los Ojos de Santa Lucía en el valle de Extremadura (sería la primera fundación de Monterrey), como capital del Nuevo Reino de León.

A los 46 años de edad Carvajal había demostrado su capacidad como Capitán y Gobernador, más el 4 de julio de 1583 tendría que iniciar la defensa de todos los pueblos que había fundado y otros más como Almadén (Monclova), en un pleito jurisdiccional ante la Audiencia de México, la cual decide a su favor, pero daría paso a que el Tribunal de la Fe del Santo Oficio de la Inquisición abriera una investigación por prácticas herejes judaizantes.

Por órdenes del Virrey, a finales de 1588 o principios de 1589, Carvajal es detenido y llevado cautivo a la Ciudad de México e internado en la cárcel de la Corte sin una acusación formal. A partir de ahí fue sojuzgado cruelmente por el inquisidor mayor y después de un largo juicio fue declarado culpable de permitir y encubrir las prácticas judaicas de su hermana y parentela, siendo condenados a morir siete familiares en la hoguera y una a garrote vil.

En el Auto de Fe del 24 de febrero de 1590, Carvajal es condenado a un exilio de seis años de la Nueva España. Pero, fue enviado de regreso a la prisión, donde el 13 de febrero de 1591 murió de "pesadumbre y tristeza" el gran visionario de la creación de Nuevo León, a los 54 años de edad, quizá también recordando a su esposa Guiomar de Ribera, que dejó en Sevilla.

Por ello, nuestro reconocimiento a la lucha de siete agrupaciones de historiadores y de cronistas nuevoleoneses, para que se decrete el 31 de mayo como Efeméride Solemne para Nuevo León y que la Bandera Nacional sea izada a toda asta. Es necesario rescatar el 31 de mayo como la fecha de la fundación de Nuevo León -se cumplen 441 años el próximo domingo-, pues a pesar de que el gobernador Alfonso Martínez Domínguez registró la fecha en el Calendario Cívico del Estado, el aniversario pasa desapercibido.

Igualmente, para reivindicar la vida y la obra de Luis de Carvajal y de la Cueva, con el fin de que su nombre sea inscrito en el Muro de Honor del Congreso del Estado, acompañado con la frase "Fundador y Primer Gobernador del Nuevo Reino de León".

Asimismo, para que cada año se realice una Sesión Solemne donde historiadores e investigadores rescaten la memoria histórica de nuestra Entidad y para que en las escuelas se difunda la historia de la fundación y que el próximo Ciclo Escolar sea llamado "Año del Nuevo Reino de León".



« El Porvenir »