Justicia Muertes


Investigan muerte en centro de rehabilitación

Investigan muerte en centro de rehabilitación
Apodaca.

Publicación:20-04-2021
++--

La Fiscalía General de Justicia del Estado investiga la muerte de un interno de un centro de rehabilitación de Apodaca.

La Fiscalía General de Justicia del Estado investiga la muerte de un interno de un centro de rehabilitación de Apodaca, que murió en el interior de sus instalaciones.

Las autoridades mencionaron que el interno murió por golpes contusos en todo su cuerpo, pero el personal del centro de apoyo aseguró que llegó en malas condiciones físicas.

Los hechos se registraron en el interior de un Centro de Rehabilitación de Adicciones Casa de Rescate, ubicado en la calle Mirto 263, en la Colonia Artemio Treviño.

Hasta el momento el ahora occiso no ha sido identificado, siendo un hombre de entre 35 a 40 años, complexión delgada y cabello desalineado.

Mencionaron que vestía un pantalón de mezclilla, playera azul y tenis.

Las autoridades mencionaron que recibieron un reporte, en el que se les señalaba que al centro de ayuda había llegado una persona en estado inconsciente.

Al llegar los paramédicos de la Cruz Roja, estos se percataron que el hombre estaba ya sin vida.

En el sitio se concentraron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones e iniciaron las indagatorias.

Mencionando que el hombre presentaba huellas de tortura.

Los encargados del centro de rehabilitación, mencionaron que el hombre fue llevado al sitio por dos hombres y una mujer que aseguró era su hermana.

Mencionaron que mientras que ellos lo recibían, los tres implicados mencionaron que iban por la papelería, pero al estar dentro de un automóvil Mazda emprendieron la huida.

Los encargados de esta casa al revisar al hombre, detectaron que presentaba múltiples golpes y empezó a sentirse mal.

El hombre fue trasladado a un centro médico en Apodaca, a donde llegó sin signos de vida.

Al buscar información en el centro de rehabilitación, los teléfonos que anuncian en las redes sociales no fueron contestados, y en el lugar vecinos aseguraron que no se ve actividad cotidiana en el inmueble.

El centro de rehabilitación quedó acordonado y sus encargados están retenidos mientras que se inician las investigaciones del caso.




« El Porvenir »