Opinión Editorial


Algo no cuadra


Publicación:14-09-2022
version androidversion iphone

++--

Algo no cuadra en la narrativa del Gobierno del Estado en relación con la construcción de la Línea 5 del Metro

“Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”

Francisco de Quevedo

Algo no cuadra en la narrativa del Gobierno del Estado en relación con la construcción de la Línea 5 del Metro, esa planeada sobre Eugenio Garza Sada a la que los vecinos del sur se oponen se construya a nivel o elevada.

Y es que apenas el pasado 29 de agosto, es decir hace dos semanas, durante un foro en el Tec de Monterrey, el Secretario de Movilidad Estatal, Hernán Villarreal, les dijo a vecinos del sur que le cuestionaron sobre el particular que “será hasta noviembre del 2024 cuando se defina si la Línea 5 del Metro será elevada, a nivel o cancelada”.

Sin embargo el 9 de septiembre se supo que la licitación para construir las líneas 4, 5 y 6 seguía adelante y que de 27 empresas registradas, dos consorcios habían avanzado a la siguiente etapa del concurso por lo que sus propuestas económicas se conocerán este jueves 15 de diciembre.

Es evidente que el costo de construcción no es igual si la línea se construye elevada, a nivel o subterránea, ¿cómo puede un consorcio presentar una propuesta económica sobre una obra de la cual no se ha definido aún la forma en que se realizará?

Diese la impresión de que de nueva cuenta y como ha sucedido cada vez que los funcionarios del gobierno se encuentran con los vecinos, en ese momento “les dan la suave”, les dicen que no continuarán sin su consentimiento, pero en los hechos hacen lo contrario y siguen avanzando en los planes y proyectos.

El asunto va adelantado, ya existen planes incluso, por parte de uno de estos consorcios, de abrir una fábrica aquí que se encargue de construir los vagones del nuevo sistema, ¿qué van a hacer si como hasta ahora todo indica se trata de una propuesta elevada con monorriel y los vecinos se empeñan en la negativa de dejarles construir la obra sobre Garza Sada con ese formato?

¿Y la promesa del Secretario de que tomarían la decisión hasta noviembre de 2024 en dónde quedó?

Mañana se correrá el velo del misterio y se sabrá la verdad de este capítulo, pero si en la licitación está contemplada la Línea 5, júrelo que los inconformes del sur pegarán el grito, pero no el de Independencia, sino el de guerra.

Ya son varias las ocasiones en que han realizado protestas y bloqueado calles y hasta la Carretera Nacional; ya intentaron realizar diálogos con ellos y les llevaron acarreados para intimidarlos, ya se han confrontado en varias ocasiones y la salida de los funcionarios públicos ha sido siempre la misma: patear el bote, prometer que tomarán en cuenta a los vecinos y dejar que las cosas fluyan, pero una cosa es aquí sentados platicando y otra, muy distinta, cuando ya en términos reales y legales se colocan fechas, montos, compromisos y lo más importante, la forma en que será la obra.

Lo he comentado antes, no deben minimizar las protestas porque el monstruo les puede crecer. Lo grave hoy es que a las promesas anteriores se suma una hecha públicamente por el Secretario que, al parecer, no pretenden cumplir y eso además del problema con los quejosos, deja mal parado a todo un gobierno que apenas va iniciando.



« Francisco Tijerina Elguezabal »