Monitor Más Monitor


TSMC y Sony valoran aliarse

TSMC y Sony valoran aliarse
Todo apunta a que la crisis de escasez de semiconductores durará hasta 2023

Publicación:12-10-2021
++--

Quieren abrir una fábrica en Japón para abordar la escasez de chips.

Sony y TSMC están valorando, según Reuters, la posibilidad de aliarse para abordar la crisis por la escasez de chips que está causando estragos en cada vez más sectores. Y para ello estudian la apertura de una fábrica de semiconductores en Japón, que sería la primera de TSMC en Japón. En concreto, en la zona occidental del país, en la Prefectura de Kumamoto.

De salir adelante la alianza, TSMC tendría el control mayoritario de la fábrica, pero la planta estaría en terrenos de Sony, cerca de su fábrica de sensores de imagen. Esta tendría, no obstante, una participación minoritaria en la empresa conjunta que nacería del acuerdo para el control de la fábrica. Además, el gobierno de Japón también intervendría en la construcción de esta planta, puesto que cubriría hasta la mitad de la inversión necesaria para levantarla. Se calcula que en total harán falta unos 7.000 millones de dólares para cubrir la inversión.

Si sale adelante la alianza y se construye la fábrica, que podría estar en funcionamiento en 2024, serviría para la fabricación de chips para cámaras y coche, entre otros dispositivos y equipos. De hecho, la posibilidad de que en la planta se fabriquen chips para coches ha atraído el interés de una compañía del Grupo Toyota dedicada a la fabricación de componentes para vehículos: Denso. Si finalmente participa, buscaría asegurarse el suministro de chips en el futuro para la fabricación de sus componentes.

Todo apunta a que la crisis de escasez de semiconductores durará hasta 2023, y esta planta podría ayudar a que Sony, TSMC y la industria tecnológica japonesa puedan dejar atrás sus efectos con más rapidez de la prevista. Además, podría darles una estabilidad mayor de cara al futuro, y haría que tanto el país como ambas empresas pudiesen dejar de preocuparse por las tensiones entre China y Estados Unidos, que amenazan a la producción de chips en Taiwan.



« Especial »