##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

La importancia de Xinjiang

La importancia de Xinjiang
Los uigures de Xinjiang, junto con los kazajos y los kirguises, son predominantemente musulmanes y lingüísticamente distintos del grupo étnico dominante en China

Publicación:02-09-2022
++--

China siempre ha negado haber atacado a los uigures y otros por su religión y cultura.

Beijing , China.- El gobierno de Beijing está sumamente molesto con el reporte de Naciones Unidas sobre presuntos abusos contra los derechos humanos en Xinjiang.

El informe ha estado en proceso durante años y se publicó a pesar de los esfuerzos chinos para retrasarlo o bloquearlo.

##ctrlnotapublicidadparrafo##

LA IMPORTANCIA DE XINJIANG

Xinjiang es una gran región de montañas, bosques y desiertos en el extremo noroeste de China que limita con Rusia, Pakistán y varias naciones de Asia Central.

Es una región que contiene gran cantidad de recursos naturales, incluidos petróleo, gas y minerales de tierras raras, pero quizás su valor más importante sea como un amortiguador estratégico que extiende la influencia de China hacia el oeste.

Los uigures de Xinjiang, junto con los kazajos y los kirguises, son predominantemente musulmanes y lingüísticamente distintos del grupo étnico han dominante en China. La represión bajo el gobierno comunista, particularmente durante la violenta y xenófoba Revolución Cultural de 1966-1976, provocó una profunda animosidad en Xinjiang hacia el gobierno, agravada aún más por la migración de Han a la región y su dominio de la vida política y económica.

Los uigures establecieron dos gobiernos independientes de corta duración en Xinjiang antes de la toma del poder por parte del Partido Comunista, y el deseo de autogobierno perduró y fue alimentado por el resentimiento contra el gobierno chino de mano dura. Un movimiento de protesta comenzó en la década de 1990 y se mantuvo en un nivel relativamente bajo hasta que la ira latente estalló en un motín en 2009 en la capital regional de Urumqi que dejó unas 200 personas muertas. Siguió más violencia dentro de Xinjiang y tan lejos como Beijing, lo que llevó al líder chino Xi Jinping a ordenar una represión masiva a partir de 2014.

ACUSACIONES DE LA ONU

Con la bendición de Xi, el líder de línea dura de Xinjiang, Chen Quanguo, quien asumió el cargo en 2016, comenzó a enviar uigures y otros a una vasta red de campamentos fortificados sin el debido proceso legal. No está claro qué criterios se utilizaron para determinar si una persona necesitaba ser enviada a lo que las autoridades llamaron readiestramiento o desradicalización, pero aquellos que mostraban tendencias religiosas, los bien educados y cualquier persona con conexiones extranjeras eran especialmente susceptibles.

Las condiciones en los campos se han descrito como hacinadas y antihigiénicas, y los que están dentro se ven obligados a renunciar a su religión y cultura y aunque China dice que ha cerrado los campos, muchos de los detenidos han recibido desde entonces largas penas de prisión.

China siempre ha negado haber atacado a los uigures y otros por su religión y cultura.

En una nota que acompaña al informe de la ONU, la misión diplomática de China en Ginebra registró su fuerte oposición a los hallazgos, que dijo ignoran los logros en materia de derechos humanos en Xinjiang y el daño causado por el terrorismo y el extremismo a la población.



« El Porvenir »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##