Monitor Software


Windows 365: Microsoft lleva el PC a la nube


Publicación:16-07-2021


++--

Microsoft ha presentado Windows 365, o lo que es lo mismo, ese Cloud PC del que se lleva hablando durante los últimos meses.

Pensado para que los usuarios puedan conectarse a su escritorio de Windows desde cualquier lugar del mundo, utilizando cualquier dispositivo, Microsoft se suma al carro del «VDI as a Service» con el objetivo de facilitar a las empresas el trabajo en entornos híbridos.

Construido sobre Azure, Windows 365 se ha presentado en el marco de la conferencia Microsoft Inspire 2021 y llegará a los clientes, a través de los habituales canales de distribución de la multinacional americana, a partir del próximo 2 de agosto.

Tal y como explica la propia compañía en un comunicado de prensa, con Windows 365, las empresas podrán desplegar escritorios basados en Windows 10 o en Windows 11, ofreciendo una experiencia completa de Windows (aplicaciones, datos y configuraciones) desde cualquier navegador compatible.

Desde Microsoft han querido destacar también que Wiindows 365 ha sido construido siguiendo los principios zero trust, por lo que las compañías se benefician de un sistema que «protege y almacena la información en la nube, no en el dispositivo, proporcionando una experiencia segura y productiva para los trabajadores, desde becarios y externos hasta desarrolladores de software y diseñadores industriales».

Por otro lado, ponen el acento en que esta nueva oferta de escritorio como servicio, es más sencilla de desplegar y configurar para los departamentos de TI, ya que no les exige implementar un software de virtualización con el que gestionar los distintos puestos de trabajo o instancias que se ponen en marcha.

En este sentido, aseguran que con Windows 365 optimizado para el puesto de trabajo, el departamento de TI puede adquirir, desplegar y gestionar fácilmente los PCs en la nube para su organización de la misma manera que gestiona los PCs físicos a través de Microsoft Endpoint Manager.

En cuanto a la comercialización del nuevo servicio, los de Redmond explican que las pequeñas y medianas empresas pueden adquirir Windows 365 directamente o a través de un proveedor de servicios cloud, y configurar los PCs en la nube de su organización con sólo unos pocos clics.

Dos versiones para elegir: Business y Enterprise

¿Cómo serán las máquinas que se podrán configurar? ¿Con qué características técnicas podrán contar las empresas? Microsoft ha afirmado que de momento habrá dos versiones distintas de Windows 365: Business y Enterprise.

Ambas versiones se basan en Azure Virtual Desktop, y los PCs on-line podrán configurarse con una sola CPU, 2 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento en su instalación más básica, para llegar hasta ocho CPUs, 32 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento en la más avanzada. La compañía ofrece hasta 12 configuraciones diferentes para ambas versiones y las empresas podrán escoger entre distintas potencias de procesamiento o en un momento determinado, escalar sí lo necesitan.

Técnicamente, el hecho de que Microsoft ofrezca Windows en la nube no difiere mucho del gran número de opciones por las que las empresas ya pueden contar en estos momentos, basadas en distintas soluciones de virtualización, tanto on premises, como as a service. De hecho, compañías como VMware o Citrix llevan ofreciendo este tipo de servicio a sus clientes desde hace años.

Sin embargo, Microsoft apuesta a caballo ganador posicionando Windows 365 en dos elementos que destacan sobre el resto: reconocimiento de marca y facilidad en la gestión. Para muchas empresas, puede resultar mucho más sencillo apostar directamente por una corporación como Microsoft que les va a ofrecer todas las garantías desde el primer momento, a tener apostar por un intermediario que añade una capa extra en todo este proceso.

Esto podría ser atractivo para muchas empresas que cuentan con profesionales que trabajan a distancia, o incluso a personal contratado temporalmente que necesita acceder de forma segura a una red corporativa. Como todo su PC con Windows está en la nube, los empleados no necesitan ni utilizar una VPN ni preocuparse por la seguridad de sus dispositivos personales.

De momento, la compañía no ha detallado cuánto costará el nuevo servicio, aunque sí que ha trasladado que será un producto que se contratará en una modalidad de suscripción que se traducirá en un pago mensual por usuario.



« Especial »