Opinión Editorial


Predial


Publicación:13-10-2021
version androidversion iphone

++--

Incrementar impuestos o aprobar un aumento de tarifas no son actos que ayuden a la popularidad de un gobernante

"Agradar cuando se recaudan impuestos y ser sabio cuando se ama son virtudes que no han sido concedidas a los hombres"

Edmund Burke

Incrementar impuestos o aprobar un aumento de tarifas no son actos que ayuden a la popularidad de un gobernante, pero en términos reales son de vez en cuando, con medida y sustento, actos necesarios para el desarrollo de la comunidad.

Y es por ello que muchos políticos prefieren pasar de largo y hacerse tarugos antes de proponer un incremento a los impuestos, porque están más ocupados en su popularidad y futuro, que en el beneficio de la sociedad.

Escucho con tristeza los gritos de marrana atorada de políticos de todos los colores y sabores que se rasgan las vestiduras y protestan por la propuesta de los alcaldes metropolitanos de actualizar los valores catastrales.

Unos califican el acto como muestra de insensibilidad; otros aseguran que ha sido una irresponsabilidad de sus antecesores el no modificarlos y los menos los ven como un acto necesario para ayudar a la bastante deteriorada economía de los municipios.

Seamos claros: las ciudades crecen y demandan más pavimentación, drenaje, recolección de basura, vigilancia, alumbrado. ¿Se puede mantener a una familia que ve incrementado su número de miembros con el mismo presupuesto de antes?

Conozco a muchos que por largos años no han pagado su impuesto predial, pero tan pronto el arbotante frente a su casa está apagado hacen un sainete de Madre de Dios; igual exigen que se tape el bache y que pase la basura o que la patrulla pase más seguido por enfrente de su domicilio.

Muy buenos para exigir, pero muy malos para aportar lo que simple y sencillamente les corresponde.

Lo que más me causa extrañeza es que muchos diputados que hoy ponen el grito en el cielo se dicen "municipalistas" y saben que las finanzas han sido castigadas duramente en los últimos tiempos; para nadie es un secreto que el Gobierno Federal ha reducido partidas que antes llegaban y que el Predial es el impuesto que compone en su mayor porcentaje los ingresos propios.

Lo peor es que esos mismos diputados que se niegan a aceptar el incremento en el Predial, luego se ponen reacios cuando los Municipios tienen que ir a pedir autorización para conseguir préstamos que les ayuden a cumplir con sus obligaciones para con la ciudadanía.

No le platico de oídas, Carlos de la Fuente, el líder del PAN en el Congreso local, fue alcalde, pero hoy no está de acuerdo, junto con otros de sus compañeros azules, en la actualización de los valores del Catastro.

¿Somos o nos hacemos Chale?

Debería existir una fórmula que en automático cada determinado tiempo actualizara dicho impuesto para no pegarle tan duro a los bolsillos ciudadanos y que nuestros políticos no caigan en la tentación de hacerse bueyes para cuidar adeptos, porque terminarán pidiendo préstamos bancarios que a final de cuentas terminamos pagando todos y bastante más caro.

ftijerin@rtvnews.com



« Francisco Tijerina Elguezabal »