Opinión Columna


En boca de todos


Publicación:10-05-2019
version androidversion iphone

++--

Con eso del tarifazo quieran o no, al Bronco ya le dicen el Bocado, pues está en boca de todos y para todo, incluso hasta en las famosas redes sociales.
Tan es así que ayer mismo fue uno de esos días en que el ejecutivo estatal tuvo los reflectores de todo mundo sobre su persona, sin dejarlo ni a sol, ni a sombra.
Empezando y empezando, por aquello de la amenaza del anunciado paro camionero de los transportistas para presionar y obtener aumento a las tarifas.
Por lo que amanecieron en palacio de gobierno estatal los panistas comandados en Nuevo León por Mauro Guerra y del GLPAN por Carlos de la Fuente.
Desde luego la visita no fue de cortesía, sino más bien para demandar acciones al gobernador Jaime Rodríguez Calderón y les aplicara la requisa, mínimo.
Sin embargo en lo que parecía visita recíproca, Manuel González, secretario general de gobierno llegó al Congreso acompañado de otras autoridades.
Varios legisladores bajaron de sus oficinas para recibir a los funcionarios, quienes urgieron la necesidad de un nuevo endeudamiento para comprar los camiones.
Por lo que más de dos de los legisladores tan pronto se percataron del tema, decidieron retirarse y calificar la petición como una ‘’ocurrencia’’ del ejecutivo.
Desde luego las voces contra el ejecutivo estatal se incrementaron en ese mismo sentido, por lo que se les siguió la huella a lo largo del día.
Pero lo que no se vio, pero más tarde se informó sobre la celebración de una encerrona más donde Manuel desactivó el paro camionero.
De ahí que en dato se corrió como reguero de pólvora, luego de que se temía serias afectaciones a terceros para sus traslados por el paro.
De ahí que si las cosas se llevan como se tienen programadas, el lunes próximo reanudan las negociaciones del CET para definir el alza.

Sean peras o manzanas, los alcaldes como Clara Luz Flores de Escobedo, Cristina Díaz de Guadalupe, Héctor Castillo de Santa Catarina y Adrián de la Garza de Monterrey armaron sus equipos para ‘’salvar’’ a los usuarios del transporte.
Por lo que desde temprana hora del día de ayer, los munícipes informaron sobre las estrategias que ya se habían definido para salir al quite en caso de que el paro camionero se concretara y brindar servicio a quienes se quedaran a pie.
Y, como la ocasión anterior se improvisaron hasta patrullas para el traslado de pasajeros, para esta ocasión la autoridad municipal tenía hasta camiones para ofrecer el servicio a la población en general con rutas improvisadas de transporte.
Por lo que de una u otra manera, si los transportistas se empeñan en ponerse los moños, la tendrán que pensar dos veces sobre todo cuando ya hay quienes exigen quitarles la concesión, aplicarles multas y minimizar sus acciones de presión.
Sin embargo hay que aclarar que eso no es todo, si se toma en cuenta que legisladores panistas y su dirigencia buscarán la forma de que se sancione a los empresarios y se compense el daño económico sufrido por los usuarios con el paro anterior.

Las comparecencias de quienes aspiran a una de las cuatro vacantes del poder judicial, uno de los cargos muy importantes en la entidad ya terminaron.
Quienes quieren el hueso ya hicieron lo mejor de sus exposiciones, detallando especialmente porque quieren el cargo y cuál es la trayectoria que les respalda.
Por lo que los señores diputados realizaron toda clase de cuestionamiento, con la firme intención de sopear a quienes figuran en la lista de los 12 finalistas.
Pero para que ello termine habrá que ver que dicen las evaluaciones y que sigue en cuestión de términos legales, cuando hay un amparo de por medio.
Lo cual al final de cuentas, no se puede ignorar por tratarse del fallo de un autoridad federal interpuesto por la selección de aspirantes.
Eso sin contar con la demanda moral de que en la lista de aspirantes, no figura ninguna mujer entre los tiradores reportados.
Y, que esto se da muy a pesar de que muchos de los responsables de la criba legislativa, de los dientes para fuera apoyan la equidad de género.
Pero como la ley no marca ningún impedimento sobre la selección, sin incluir las damas, picudamente se apoyan en esa pifia. Ah, raza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




« Redacción »