Monitor Más Monitor


Aeropuertos de EU tienen un serio problema con las redes 5G

Aeropuertos de EU tienen un serio problema con las redes 5G
Un problema que solo afecta a Estados Unidos

Publicación:21-01-2022
++--

Las aerolíneas y los aeropuertos de Estados Unidos no están atravesando su mejor momento.

Si hace unas semanas eran noticia porque el COVID había provocado que se cancelasen decenas de vuelos ante la falta de personal disponible para viajar, ahora una nueva polémica que implica el uso de redes 5G en los aeropuertos, amenaza con hacer lo mismo.

Al parecer a los reguladores del transporte en el país americano les preocupa que las nuevas frecuencias de 5G que se habilitarán a lo largo de este mes puedan interferir con algunos instrumentos de navegación de los aviones, siendo los altímetros los potencialmente más afectados. Pese a que las operadoras de telecomunicaciones aseguran que no hay motivos para preocuparse, lo cierto es que el temor que expresan cada vez más grupos relacionados con la aviación en Estados Unidos es real y se teme que cientos de vuelos que tienen como destino el país americano, comiencen a verse afectados.

De hecho el regulador está tan preocupado por los problemas que esto puede causar, que ha emitido una orden urgente por la que se prohíbe a los pilotos utilizar altímetros que potencialmente puedan estar afectados por estas señales en los alrededores de los aeropuertos, en los que las condiciones de baja visibilidad así lo requieran. Esto provocará que los aviones no puedan llegar a algunos aeropuertos en determinadas circunstancias, ya que la única forma en la que podrían aterrizar sería precisamente, utilizando estos instrumentos.

Un problema que solo afecta a Estados Unidos

Que las señales 5G afectan negativamente a los instrumentos de navegación aérea podría convertirse en un problema de orden mundial si no fuera porque en estos momentos, es algo que solo afecta a los aeropuertos situados en Estados Unidos. Y es que mientras que en el país americano ya temen los efectos que pueden provocar una futura avalancha de cancelaciones de vuelos, el tráfico aéreo en Europa y los principales países asiáticos, se sigue desarrollando con total normalidad.

¿A qué se debe esta disparidad de criterios? ¿Por qué las voces que llaman a la alarma en Estados Unidos no se repiten en ningún otro país desarrollado? La explicación la encontramos en las distintas frecuencias que se están empleando.

Las empresas de telecomunicaciones en Estados Unidos han comenzado a desplegar nuevos servicios 5G en un espectro de ondas de radio con frecuencias entre 3,7 y 3,98 GHz, por las que pagaron nada menos que 81.000 millones de dólares en 2021 para conseguir explotar un espectro conocido como de banda C y que permite conexiones ultrarrápidas. ¿Qué ocurre? Que a la industria de la aviación le preocupa que esas frecuencias 5G se encuentran demasiado cerca del espectro utilizado por los altímetros de radar, que se encuentra entre 4,2 y 4,4 GHz.

¿Por qué no preocupa esto en Europa? En el caso europeo, las compañías de telefonía apostaron por utilizar la frecuencia situada entre los 3,4 y los 3,8 GHz, algo más lenta que la de Estados Unidos, pero que a cambio, mantiene un amplio «margen de seguridad» frente a los aparatos de navegación de las aeronaves, por lo que desaparece la posibilidad de que se creen interferencias.

Menos potencia

En el caso europeo, se han puesto en marcha otras medidas de seguridad que diferencian el uso de 5G con respecto a lo que está ocurriendo al otro lado del Atlántico.

La mayoría de los países del viejo continente utilizan niveles de potencia más bajos e incluso restringen la colocación de antenas 5G cerca de los aeródromos, o exigen que estén inclinadas hacia abajo para limitar posibles interferencias con los aviones.

En muchos países, la altura de una antena 5G y la potencia de su señal determina la proximidad que permite su colocación junto a una pista de aterrizaje o a la trayectoria de vuelo del avión. Como en el caso de España, también se exige que las antenas estén inclinadas, lejos de las trayectorias de vuelo para minimizar el riesgo de interferencias.

De momento y ante el temor de que se sigan cancelando vuelos (British Airways, Lufthansa y Emirates han comenzado a hacerlo), compañías de telecomunicaciones como AT&T han anunciado que retrasarán la activación de determinadas torres 5G que se encuentran situadas cerca de algunos aeropuertos. Sin embargo parece ser poco más que un parche temporal ya que la inversión necesaria para reajustar todas las antenas que ya se han desplegado es inmensa.



« Especial »