Justicia Más Justicia


Cae pareja por amenazar a policías con arma de fuego

Cae pareja por amenazar a policías con arma de fuego


Publicación:06-07-2022
++--

Los hechos se reportaron en las calles de Año Internacional De La Mujer y María Rodríguez del Toro en la Colonia Fomerrey 4

Elementos de la policía preventiva de Apodaca, detuvieron a una pareja, que portaban un arma de fuego y amenazaron a los uniformados, en calles de la colonia Fomerrey 4.

Las autoridades mencionaron que en un principio, los abordaron por conducir a exceso de velocidad.

Los hechos se reportaron en las calles de Año Internacional De La Mujer y María Rodríguez del Toro.

Al realizar recorridos de prevención de actos ilícitos, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal observaron por la calle Año Internacional De La Mujer a un auto Mustang, color negro, con vidrios polarizados y conducido a exceso de velocidad, por lo que dan alcance y les dan indicaciones para hacer alto, para entrevistarlos sobre sus actividades en la zona.

El conductor se identificó como Ángel, de 26 años, quien en tono de voz agresivo les reclamó a los uniformados que le pidieran detener la marcha del vehículo.

Desciende del auto una acompañante que se identifica como Brenda, de 27 años, y también con expresiones agresivas reclama a los policías que les hacían perder tiempo porque se dirigían a comer.

Con la aparente intención de intimidar a los policías para que los dejaran irse, el hombre se levantó la playera a la altura de la cintura del pantalón, para mostrar que tenía fajada un revólver calibre .32 con funda de plástico y seis cartuchos hábiles.

Los uniformados aplican técnicas policiales para desarmar al sospechoso y detienen a la pareja para que sean investigados por la Fiscalía General de la República.

A la pareja les dan a conocer sus derechos constitucionales y son llevados ante un agente del Ministerio Público federal para que les sea definida su situación jurídica.

imagen-cuerpo

 

imagen-cuerpo

 

imagen-cuerpo

 



« El Porvenir / Sergio Luis Castillo »