Económico Valores


El motor de las economías en AL es el sector privado: BM

El motor de las economías en AL es el sector privado: BM


Publicación:29-11-2021
++--

Sin embargo, reconoció que es importante que haya inversión pública complementaria


CIUDAD DE MÉXICO.- El vicepresidente del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo, aseguró que el motor de las economías de América Latina y el Calibre está esencialmente en el sector privado, de ahí la importancia de reformas para estimular la inversión privada y la generación de empleo.
Sin embargo, reconoció que es importante que haya inversión pública complementaria y una agenda de infraestructura que sigue pendiente desde hace muchos años en América Latina.
Durante la presentación del documento "Una recuperación desigual: tomando el pulso a América Latina después de la pandemia'', recordó que la inversión ha sido muy baja en comparación a otras regiones con las cuales competimos, por ejemplo, con la región asiática.
En infraestructura, añadió, es seguir fortaleciendo el mecanismo de concesiones y de asociaciones público-privadas que en algunos países ha arrancado de manera importante para financiar carreteras, puertos, etcétera y darle profundidad para que tengan la infraestructura que se requiera para afrontar el futuro.
También estimó conveniente que al salir de esta pandemia, será importante que los países revisen sus políticas fiscales, porque estarán más endeudados y débiles fiscalmente.
Por su parte, el director regional del programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para América Latina, Luis Felipe López-Calva, consideró que es necesario definir el objetivo y crear las condiciones para que el sector privado sea el motor del crecimiento.
"Eso requiere de un estado fuerte, efectivo y capaz de crear las condiciones, niveles de confianza para que el sector privado sea el motor de crecimiento más incluyente y sostenible", manifestó.
Dijo que lo primero es definir el camino, encontrar los instrumentos y acompañar a los países desde los organismos internacionales para cerrar las brechas de financiamiento, conocimiento, operación y las de legitimidad.
Enfatizó que estamos en una sociedad muy polarizada desde el punto de vista político, por lo que se deben encontrar los espacios para definir los objetivos comunes.


« El Universal »