Banner de aplicaciones

Económico Valores


Bajo crecimiento de México es recesión efectiva: UNCTAD

Bajo crecimiento de México es recesión efectiva: UNCTAD


Publicación:03-10-2022
++--

Para el mundo, la Conferencia de la ONU estimó un crecimiento de 2.5% en 2022 y 2.2% en 2023

CIUDAD DE MÉXICO.- El panorama económico para los próximos años es sombrío al mostrar una disminución en las economías, sobre todo en países en desarrollo, que al tener bajos niveles de crecimiento prácticamente viven en recesión, dijo la Confederación de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés).
Para el mundo, la Conferencia de la ONU estimó un crecimiento de 2.5% en 2022 y 2.2% en 2023, esta desaceleración dejará al Producto Interno Bruto real por debajo de los niveles prepandemia, porque costará al mundo más de 17 billones de dólares, cerca del 20% de los ingresos mundiales.
Para las economías en desarrollo el impacto será mayor, al ligarse a temas de deuda, salud y cambio climático. Por ejemplo, en América Latina la UNCTAD estimó que el crecimiento de 6.6% de 2021 baje a 2.6% en 2022 y para el 2023 se reduzca a 1.1%. Mientras que en México de 1.8% en este año bajará a 1.4% el próximo año.
Para el economista senior y colaborador del Informe sobre Comercio y Desarrollo 2022 de la UNCTAD, Alex Izurrieta, afirmó que "México tiene estos problemas combinados, mucha desigualdad y pobreza creciente, que están relacionados con una recesión efectiva, aunque no en los números, porque el crecimiento para el próximo año es de 1.4%".
Al presentar el Reporte Comercio y Desarrollo 2022 de la UNCTAD el especialista expuso que "para países en desarrollo tener un crecimiento positivo, pero bajo, a nuestro modo de ver, es casi equivalente a tener una recesión, en los países en vías de desarrollo necesitamos tasas altas".
Sin embargo, dijo que en número "nosotros, por el momento, no estamos estimando una recesión en México, tenemos estimaciones de recesión en Gran Bretaña y en Argentina, cuándo generamos una estimación de recesión no vislumbramos una recesión propiamente dicha lo que no quiere decir que no va a ver poque esto tiene que ver con condiciones de pago de deuda, choques comerciales muy fuerte o incluso catástrofes naturales".
Agregó que México es una de las economías más grandes de América Latina, pero el problema que tiene es el hecho de estar muy integrada con los países de América del Norte, lo que complica a la economía mexicana resolver sus problemas estructurales.
Consideró que al decidir el gobierno mexicano no utilizar recursos fiscales para apoyar la recuperación de la economía eso afecta, porque no hay apoyos para empresas pequeñas y medianas, ni a los sectores productivos, lo que deja sin liquidez al sector y "no hay políticas sociales en el grado que se debieran aplicar".
"La actitud de austeridad fiscal (en México) se ha seguido manteniendo este año y eso es una de las razones por las que vemos que no ha logrado recuperar el nivel del Producto Interno Bruto a niveles previos a la pandemia y no lo va a recuperar pronto", dijo el especialista.
Para Izurrieta los tratados comerciales que tiene México sobre todo con Estados Unidos y Canadá son "acuerdos muy fuertes y esto reduce el espacio político de México porque no es una coordinación entre iguales, es también cierto que ha tenido políticas domésticas que no han sido favorables a la demanda agregada y eso hace que es muy difícil esperar un crecimiento sostenido sin suficiente demanda agregada doméstica".
Explicó que "debe haber esfuerzos para incrementar las inversiones en infraestructura y manufacturero y mucho cuidado con el sector energético porque cuando estas soluciones no las da el mercado por sí mismo, promovemos la idea de que haya mayor inversión estatal, entonces creemos que no es una mala idea que el Estado tenga mayor injerencia en las políticas".
Lo importante es que la participación estatal ayude a reducir el impacto de la crisis climática," la observación en el caso de México es que se sigue tirando mucho de las ingresos petrolíferos y esto es muy nefasto para el clima".

 

Política monetaria no resuelve inflación


La inflación que se vive en el mundo tiene que ver con cuestiones más ligadas a la oferta que a la demanda, por eso la política monetaria no está resolviendo el tema inflacionario y a ello se le suma el hecho de que en los países en desarrollo no hay suficiente inversión.
Además de que hay presiones externas internacionales como la guerra rusa-ucraniana, hay volatilidad, las grandes financieras que están operando mercados especulativos de bienes primarios, deuda y flujos de capital.
El problema es que actualmente se parte del hecho de que la inflación surgió en los primeros meses del surgimiento del Covid, ligada a falta de suministros y añadió que "querer resolver todos los problemas con política monetaria eso nos lleva al fracaso".



« El Universal »