Monitor Redes Sociales


"Facebook Files"


Publicación:30-09-2021


++--

El escándalo donde Instagram es señalado de dañar a adolescentes.

"Facebook Files" es el nombre de la nueva polémica en la que se encuentra envuelta la plataforma propiedad del multimillonario Mark Zuckerberg, que pone al descubierto una serie de irregularidades que ocurren dentro de Instagram y Facebook.

¿Qué es "Facebook Files"?

A principios de este mes, The Wall Street Journal publicó una investigación que denominó "Facebook Files", en la que dio a conocer, a partir de analizar una serie de documentos internos de la compañía, que Facebook eximió a los usuarios de alto perfil de algunas o todas sus reglas, y restó importancia a los efectos negativos en la salud mental de usuarios que tienen Instagram.

Además, realizó cambios en su algoritmo que hicieron que la plataforma se hiciera agresiva y violenta, sin dejar de mencionar que tuvo una respuesta débil a las alarmas planteadas por los empleados sobre cómo los traficantes de drogas y personas utilizan la plataforma en los países en desarrollo.

Entre los documentos que el diario revisó están informes de investigación, discusiones de empleados en línea y borradores de presentaciones a la alta gerencia.

El Wall Street Journal aseguró que aunque los investigadores de Facebook han identificado "los efectos nocivos de la plataforma", la compañía no los corrigió.

Los efectos negativos en los usuarios jóvenes

Entre las acusaciones que se incluyen en el escándalo de "Facebook Files" está la de los efectos tóxicos que tiene Instagram, propiedad de Facebook, sobre los adolescentes.

De acuerdo con los informes, durante un año, investigadores de Instagram estudiaron cómo la aplicación afecta la salud mental de millones de usuarios jóvenes. 

"En repetidas ocasiones, la compañía descubrió que Instagram es dañino para un porcentaje considerable de jóvenes, sobre todo para las adolescentes. Incluso más que otras plataformas de redes sociales".

The Wall Street Jornal

Según los documentos analizados por el periódico, el 32% de las adolescentes encuestadas dijeron que cuando se sentían mal con su cuerpo, Instagram las hacía sentir peor.

"Empeoramos los problemas de percepción corporal a una de cada tres adolescentes", decía una de las presentaciones internas de Facebook sobre los efectos de Instagram en sus usuarios y citada por The Wall Street Journal.

Otras de las cifras dadas a conocer muestran que Instagram ha provocado que el 13% de los británicos y el 6% de los estadounidenses tengan pensamientos suicidas.

"Los adolescentes culpan a Instagram por los aumentos en la tasa de ansiedad y depresión más que a otros sitios, como TikTok o Snapchat", revelaron encuestas realizadas por Facebook a los internautas.

Sin embargo, "en público, Facebook ha minimizado constantemente los efectos negativos de la aplicación, incluso en comentarios al Congreso, y no ha hecho pública su investigación ni está disponible para académicos o legisladores que la hayan solicitado", aseguró el diario. 

The Wall Street Journal señaló que el director ejecutivo Mark Zuckerberg fue informado de estos hallazgos. Pero cuando se le preguntó durante una audiencia en el Congreso estadounidense si su compañía estaba estudiando los efectos de Instagram en los niños, su respuesta fue vaga: "Creo que la respuesta es sí". 

"Facebook Files": las otras acusaciones

El grupo de elite privilegiado en Facebook

Otra de las acusaciones que pesa sobre Facebook señala que la red social permite que varias cuentas pertenecientes a un grupo de elite, conformado por celebridades, políticos y otros usuarios de alto perfil, estén exentas de sus reglas en el sistema, por lo que pueden publicar cualquier tipo de contenido aunque éste infrinja las reglas de uso de la plataforma.

"Facebook dice que sus reglas se aplican a todos. Los documentos de la empresa revelan una élite secreta que está exenta", indicó el diario. Y agregó que Facebook diseñó un programa conocido como "XCheck" o "Verificación cruzada", como una medida de control de calidad para las cuentas de alto perfil. 

Este sistema de verificación cruzada incluye millones de cuentas, algunas de las cuales forman parte de la llamada "lista blanca", lo que significa que son inmunes a las decisiones de cumplimiento de Facebook, informó el periódico.

Esto, dicen, le ha dado a millones de celebridades, políticos y otros usuarios de alto perfil un trato especial, lo que deriva en un privilegio del que muchos abusan, pues estos usuarios han publicado material que incluye acoso e incitación a la violencia, que normalmente daría lugar a sanciones.

"Facebook habitualmente hace excepciones para actores poderosos. Este problema es generalizado y afecta a casi todas las áreas de la empresa".

The Wall Street Jornal

"Hoy, Facebook protege a millones de VIP de la aplicación normal de la compañía", indicaron los propios documentos de la empresa en los que se basa la investigación.

Esto llevó a que la Junta de Supervisión independiente de Facebook Inc exigiera al gigante de las redes sociales que brinde claridad sobre el programa que utiliza para revisar las decisiones de contenido relacionadas con los denominados "usuarios de alto perfil".

Traficantes de personas y cárteles de drogas

The Wall Street Jornal también reveló que empleados de Facebook informaron que traficantes de personas en el Medio Oriente usaban Facebook para atraer a las mujeres a situaciones laborales abusivas, como la explotación sexual.

Además, advirtieron que grupos armados en Etiopía usaban el sitio para incitar a la violencia contra las minorías étnicas, y enviaron alertas a sus jefes sobre venta de órganos, pornografía y acción del Gobierno contra la disidencia política, según los documentos.

Una de las organizaciones del crimen organizado que usan Facebook para sus operaciones y que fue identificada por empleados de la red social es el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cual usa la plataforma para reclutar, entrenar y pagar a sicarios.

Sin embargo, la compañía no impidió que el cártel publicara su contenido en Facebook o Instagram, y mantuvo esas páginas activas, informó el diario.

"El comportamiento fue impactante y violaba claramente las reglas de Facebook. Pero la compañía no impidió que el cartel publicara en Facebook o Instagram".

The Wall Street Jornal

Según la investigación, un colaborador de Facebook identificó a personas clave, rastreó pagos que se hicieron a los sicarios y descubrió cómo reclutaban a los adolescentes pobres para que asistieran a campos de entrenamiento para convertirse en sicarios. 

También descubrieron que los reclutadores advertían a los "aspirantes de sicario" que de ser contratados, podrían ser golpeados brutalmente o asesinados si intentaban abandonar la organización. Así como publicaciones que incitaban a la violencia donde se mostraban armas chapadas en oro y grabadas con las siglas "CJNG".

Entre el contenido que el propio cártel publicaba en las plataformas de Facebook está una fotografía donde un sicario le disparaba a una persona en la cabeza, una más de un hombre amarrado y torturado en una silla y una foto con una bolsa de restos humanos.

"Decenas de documentos de Facebook revisados por The Wall Street Journal muestran a los empleados dando alarmas sobre cómo se utilizan sus plataformas en los países en desarrollo y también muestran la respuesta de la empresa, que en muchos casos es inadecuada o nula", indicó la investigación periodística, donde además se aseguró que Facebook sólo tomó medidas limitadas hasta que Apple amenazó con eliminar sus productos de su App Store.

En este sentido, David Kirkpatrick dijo a la BBC de Londres que era posible que "Facebook sólo respondiera a las presiones de sus relaciones públicas en los Estados Unidos porque podrían afectar el precio de sus acciones".

El algoritmo que dividió y polarizó

Los informes del The Wall Street Jornal también reportaron que Facebook realizó un cambio anunciado en su algoritmo en 2018 diseñado para mejorar su plataforma y detectar signos de disminución de la participación de los usuarios.

Al respecto, Zuckerberg declaró que su objetivo era fortalecer los lazos entre los usuarios y mejorar su bienestar fomentando las interacciones entre amigos y familiares; no obstante, empleados de Facebook advirtieron que el cambio estaba teniendo el efecto contrario, pues estaba haciendo que la red social fuera un lugar más agresivo y violento, lo cual estaba siendo aprovechado por grupos políticos o extremistas.

A pesar de esto, "Zuckerberg se resistió a algunas correcciones propuestas por su equipo", según muestran los documentos, porque "le preocupaba que llevaran a la gente a interactuar menos con Facebook".

La promoción de vacunas contra COVID-19

Aunque Facebook apoyó la promoción de las vacunas COVID-19 como una de sus prioridades, el The Wall Street Jornal mostró que la estrategia de Zuckerberg impulsó los movimientos antivacunas y ayudó a sembrar dudas sobre la gravedad de la amenaza de la pandemia y la seguridad de las inoculaciones.

Los documentos de la compañía muestran que los activistas antivacunas socavaron la ambición del CEO de Facebook de apoyar el lanzamiento al inundar el sitio y usar sus propias herramientas para sembrar dudas sobre la vacuna COVID-19, indicó la publicación.

¿Qué dice Facebook del megaescándalo?

Tras darse a conocer el escándalo, Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales de Facebook, dijo en una publicación de blog que las historias del Wall Street Journal "contenían caracterizaciones erróneas deliberadas de lo que estamos tratando de hacer y conferían motivos atrozmente falsos a los líderes y empleados de Facebook".

Clegg calificó de "simplemente falsa" una acusación de que "Facebook realiza investigaciones y luego las ignora sistemática y deliberadamente si los hallazgos son inconvenientes para la empresa".

"Facebook entiende la gran responsabilidad que conlleva operar una plataforma global y se la toma en serio, pero rechazamos fundamentalmente esta caracterización errónea de nuestro trabajo y la impugnación de los motivos de la empresa".

Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales de Facebook

Sobre la petición de la Junta de Supervisión, un portavoz de Facebook confirmó, el pasado 21 de septiembre, que la compañía informará a la junta sobre el sistema conocido internamente como "verificación cruzada" próximamente.

Clegg también defendió el manejo de Facebook de las publicaciones sobre la vacuna COVID-19 y dijo que la "intersección entre las redes sociales y el bienestar" sigue siendo un tema en evolución en la comunidad de investigación.



« Especial »