Opinión Editorial


Renta básica


Publicación:13-06-2020
++--

Más escuetamente: es un pago por el mero hecho de poseer la condición de ciudadanía

Daniel Raventós, doctor en Economía de la Universidad de Barcelona, es el impulsor de una iniciativa de gran impacto denominada Renta Básica.

"La definición de la Renta Básica —dice Raventós— es concisa y palmaria: se trata de un ingreso pagado por el Estado a cada miembro de pleno derecho de la sociedad, incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre, o dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva. Más escuetamente: es un pago por el mero hecho de poseer la condición de ciudadanía".

En otras palabras: la Renta Básica es un pago permanente que hace el Estado a todas las personas que sean titulares de ciudadanía, sin excepción: mujeres y hombres, jóvenes y viejos, propietarios y desposeídos.

No debe confundirse con los programas condicionados a la situación de pobreza (pues no establece condición alguna, es universal); con los apoyos de emergencia (pues es un ingreso permanente, no ocasional); o con un seguro de desempleo (pues está destinada a empleados, desempleados, subempleados, empleadores, trabajadores no asalariados, amas de casa y jubilados).

Raventós advierte que alrededor de la idea de Renta Básica se han producido dos tipos de confusiones. "El primer tipo de enredo lo ha provocado el hecho de que bajo diferentes denominaciones, diversos autores han querido referirse a lo mismo. Así, por ejemplo, otras denominaciones que ha recibido el mismo concepto han sido: subsidio universal garantizado, renta de ciudadanía, ingreso mínimo, entre otras. El segundo tipo de embrollo se debe a que bajo la misma denominación se han querido expresar a menudo conceptos muy diferentes".

El maestro Pablo Yanes utiliza el término Ingreso Ciudadano Universal para referirse al mismo concepto, que "permitiría reconocer el trabajo no asalariado, una nueva ética de la solidaridad social y ampliar las libertades de todas y todos".

Ahora, a partir de las consecuencias sociales de la pandemia, la CEPAL ha reabierto el debate sobre la Renta Básica. Y algunos legisladores hablan de ella, aunque no de forma fiel.

Por ejemplo, en el Senado se han presentado iniciativas que no tienen nada que ver con la Renta Básica, pero utilizan el prestigio del concepto.

La iniciativa del PAN dice: "El Estado garantizará un Ingreso Básico Universal para emergencias... en caso de suspensión de labores o trabajos, derivado de una contingencia sanitaria... este apoyo será otorgado, siempre que se vean impactadas negativamente por las emergencias señaladas".

La iniciativa de Movimiento Ciudadano, señala: "En caso de que el titular del Poder Ejecutivo Federal o la autoridad sanitaria competente, decrete estado de emergencia sanitaria, el Estado, deberá garantizar un ingreso básico universal de emergencia por un periodo mínimo de un mes y máximo de tres meses. El ingreso, consistirá en un apoyo económico no contributivo entregado directamente a las ciudadanas mexicanas y los ciudadanos mexicanos".

La propuesta del PAN no es permanente ni es universal. La propuesta de MC es universal, pero sólo para emergencias. Están por debajo de un seguro de desempleo. Son ayudas temporales y hasta focalizadas.

Será positivo para el país impulsar el verdadero concepto de Renta Básica, abriendo el debate real sobre las implicaciones de recursos y tiempos para su implementación.



« El Universal »