Opinión Editorial


Pesos y contrapesos


Publicación:08-09-2021
version androidversion iphone

++--

En términos reales el pertenecer a un partido u otro desde la alcaldía no tiene mayor relevancia y no significa mayores recursos de manera inmediata

“La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir”

Jacques Benigne Bossuet

Bien dicen que en la política como en la vida, “cada quien sabe cómo le menea a su jarro de frijoles”.

Sin embargo y a pesar de la modernidad, hay valores que siguen firmes en la cultura de las mayorías. Palabras como lealtad, convicción, compromiso, agradecimiento, resultan básicas y son sumamente apreciadas por las personas.

Por otra parte es evidente que el “chapulineo” de políticos que se cambian de partido como cambiarse de ropa es cada vez más criticado en nuestra sociedad. No importan las condiciones y circunstancias, cuando alguien abandona un instituto político, así sea porque ha sido segregado y no tiene más opciones, la percepción en la ciudadanía es de que lo hace buscando una ventaja o beneficio.

Sus razones tendrá el alcalde de China, Nuevo León, Raúl Karr Vázquez para dejar Nueva Alianza, que lo llevó al poder hace tres años y que le permitió reelegirse en el puesto por otros tres años más, para cambiarse a Movimiento Ciudadano, pero el salto mortal que él considera le resultará benéfico, puede ser que le cueste y muy caro.

Entendamos, los habitantes de China no votaron por el partido que ni número hace, lo hicieron por la persona, tanto que le refrendaron su apoyo y lo volvieron a elegir, pero el cambio de camiseta puede ser mal visto por sus conciudadanos.

Es evidente que Karr hizo su jugada pensando en lograr apoyos para su administración por parte del gobierno entrante de Samuel García y Movimiento Ciudadano, pero ¿bastará la adhesión política para lograr lo que busca?

Por otra parte, la política es siempre un juego de pesos y contrapesos y si el alcalde chinense tendrá el respaldo del Ejecutivo Estatal, habrá que ver cómo le va con el Legislativo en donde su determinación seguramente tendrá consecuencias en el corto, mediano y sobre todo largo plazo.

Y no porque los diputados le tengan mucho cariño a Nueva Alianza, que tampoco aquí pinta nada, sino porque al cambiar de partido fortalece (por lo menos en el papel) a una opción política, de suerte tal que de alguna forma le van a cobrar su proceder.

En términos reales el pertenecer a un partido u otro desde la alcaldía no tiene mayor relevancia y no significa mayores recursos de manera inmediata. ¿Tendrá conciencia Raúl Karr del alcance de su decisión?

Por lo pronto habrá de cargar con el peso de ser “chaquetero” y “chapulín” de una forma más que evidente de buscar un beneficio; ¿entenderán los habitantes de China que el “sacrificio” de su alcalde es en aras del municipio o pensarán que su presidente municipal ya está buscando pavimentar el camino para lo que pueda ocurrir dentro de tres años?

El tiempo lo dirá.

ftijerin@rtvnews.com



« Francisco Tijerina Elguezabal »