##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Opinión Editorial


Pantano


Publicación:21-09-2022
version androidversion iphone

++--

No tengo duda de que si hay en México una mujer en la política que sea inteligente y capaz esa es Beatriz Paredes Rangel

“Hay aves que cruzan el pantano sin manchar su plumaje”

Dicho popular

No tengo duda de que si hay en México una mujer en la política que sea inteligente y capaz esa es Beatriz Paredes Rangel, la senadora, ex gobernadora de Tlaxcala, el dirigente nacional del PRI y ex embajadora de México en Brasil y Cuba, tiene un palmarés impresionante y en todos los puestos que ha ocupado ha demostrado su conocimiento y valía.

Por ello resulta extraño el hecho de que al aceptar que buscará ser la candidata del PRI, junto con otros partidos, a la Presidencia de la República, permita que en un mensaje distribuido a través de redes sociales en el que habla de su relación con el estado de Veracruz, la calidad de producción sea tan ínfima.

Lo de hoy son los candidatos bonitos y para aparecer “bonita” en un video no necesitas serlo de verdad; recordemos que Beatriz tiene 69 años de edad, pero eso no debe ser impedimento para mostrar una imagen sólida, elegante, que transmita seguridad y confianza y perdón, pero el video con el mensaje de Paredes a Veracruz tiene todo, menos lo importante.

Pésimamente mal iluminado, pareciera que el responsable tenía la consigna de hacer que doña Beatriz se viene no mal, sino lo que le sigue.

Después la Senadora se avienta un choro mareador del por qué su interés en el estado jarocho, sus ligas y afectos, sus antecedentes e historia, pero lo hace en el más puro lenguaje del PRI de hace 50 años y eso hoy, perdón, no funciona.

Tiene Paredes un lenguaje corporal muy de antaño y asume gestos de política de hace tiempo que recuerdan por instantes por el tono e intención de su discurso, aquellos que pronunciaba el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Estoy convencido de que Beatriz Paredes haría un magnífico papel al frente de la Primera Magistratura del País, tiene el conocimiento y experiencia necesarios para sacar adelante la tarea, el problema aquí es que para conseguir que llegue requiere de un impresionante esfuerzo de marketing y publicidad, más que en el discurso, en el trabajo necesario en su imagen que es, a final de cuentas, lo que decidirá el sentido del voto de los mexicanos en el 2024.

No se puede, ni se debe, cambiar la esencia de las personas y luego de tan dilatada carrera en política como la de doña Beatriz, resulta difícil el modificar su estilo y formas, pero sí es posible cuidarla y protegerla en cuestiones de imagen y la manera en que su figura se proyecta en los medios, sobre todo en redes sociales.

Por mucho que digan nada está escrito y a pesar de lo que señalan las encuestas la historia puede cambiar. Si Beatriz Paredes pone atención y cuida su imagen y discurso, debe ser una muy seria contendiente en las elecciones presidenciales.



« Francisco Tijerina Elguezabal »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##