Opinión Editorial


La Rana


Publicación:24-08-2021
version androidversion iphone

++--

¿De verdad resuelve algo del problema de las condiciones en que se encuentran muchos planteles el saber quién o por qué no hizo algo?

“Estaba la rana sentada cantando debajo del agua…”

Ronda infantil

Como en la vieja canción infantil de la rana que estaba sentada cantando debajo del agua, el asunto del regreso a clases y quién tiene la culpa de qué, en Nuevo León.

De siempre he insistido en que los hombres tenemos los ojos al frente para mirar el futuro; si las cosas se resolvieran mirando hacia atrás, tendríamos los ojos en la nuca.

Debemos centrarnos en los hechos y el presente para poder construir el futuro. ¿De verdad resuelve algo del problema de las condiciones en que se encuentran muchos planteles el saber quién o por qué no hizo algo?

Sin que sean pretextos, es de simple lógica comprender que el programa de gobierno se trastocó por la pandemia y fue necesario priorizar el manejo de los recursos.

Simplemente detenerse a pensar. Si muchas empresas cerraron o redujeron personal, esto impactó a las finanzas del Estado al percibir menos Impuesto Sobre Nómina; si los casinos estuvieron cerrados por varios meses, esto le dio durísimo a las arcas estatales al dejar de percibir el impuesto que reciben de las apuestas.

Todos lo sabemos, pero hay a quienes convenientemente se les olvida: los recursos de la Federación nos han llegado a cuenta gotas.

La falta de empleo ha provocado que muchos no encuentren otro camino que robar y las escuelas al estar solas, sin un vigilante día y noche por largo tiempo, se convirtieron en un filón de oro.

Una cosa lleva a la otra y todo lo que se hace o deja de hacer tiene repercusiones. No son las mismas condiciones y circunstancias de la Administración estatal cuando inició a el último año y medio; cualquier ejercicio de presupuesto o planeación resulta infructuoso porque de un momento a otro cambian las cosas; así, hace unos meses, todos creíamos que habíamos pasado lo peor de la pandemia y la tercera ola vino a darnos un sopapo que nos descuadró la quijada y el rostro completo al afectar a los más jóvenes.

Mientras en Estados Unidos meten reversa al regreso presencial a clases, aquí la Secretaria de Educación Federal, Delfina Gómez, asegura que el 90 por ciento de las escuelas están listas para el retorno de los alumnos a los salones.

Suena bien el exigir cuentas, pero no resuelve las cosas y hoy, ahora, lo prioritario es encontrar soluciones, no culpables… ya habrá tiempo para que las instancias investigadoras y los jueces castiguen a quien haya sido responsable, en caso de que así sea.

Lo demás es puro show.

Y nos podemos quedar los días y meses cantando: “la suegra al hombre, el hombre al agua, el agua al fuego, el fuego al palo, el palo al perro, el perro al gato, el gato al ratón, el ratón a la araña, la araña a la mosca, la mosca a la rana, la rana que estaba sentada cantando debajo del agua”.

La transición debe ser una fotografía del status que guarda el gobierno, un diagnóstico que permita recibir la administración y poder avanzar en la toma de decisiones para no detener la marcha. No es, reitero no es, un proceso de investigación ni la Santa Inquisición.

ftijerin@rtvnews.com



« Francisco Tijerina Elguezabal »