Nacional Educación


La alegría de ver de nuevo a los amigos

La alegría de ver de nuevo a los amigos


Publicación:18-05-2021
++--

Se permitirá un aforo de 25% en el aula

TORREÓN, Coah./EL UNIVERSAL.- Felicidad, alegría y ganas de ver a los amigos fueron algunas de las expresiones de los casi 20 mil alumnos y alumnas de nivel básico que regresaron este lunes a las aulas en Coahuila. En la primaria "Francisco Sarabia", de Torreón, una de las 70 escuelas (de más de 3 mil de educación básica en Coahuila) que comenzaron las clases semipresenciales como parte de un programa piloto del Estado, las maestras y maestros se alistaban con los termómetros, geles antibacteriales y desinfectantes para recibir a los y las estudiantes. Esmeralda Martínez Rivera, directora del plantel, contó que se acordó la entrada a partir de las 8:15 de la mañana para iniciar las clases a las nueve, y concluirlas a las 12 del mediodía. Desde la hora prevista comenzaron a llegar los primeros alumnos. Con sus cubrebocas entraban a la escuela como quien entra a una atracción de feria desconocida. Les tomaban la temperatura, después les pedían se lavaran las manos en un lavabo instalado a la entrada, después la aplicación de gel antibacterial y enseguida los rociaban con desinfectante. "A su salón", ordenaba después un maestro. "No sé cuál es", respondía la mayoría de los estudiantes que llegaban. Y cómo iban a saberlo si el ciclo escolar pasado lo concluyeron en casa y el actual lo iniciaron igual. Los niños eran guiados hasta su salón, donde los esperaban maestras. En pupitres para dos personas sólo se sentaba un alumno. "Aquí está mejor" Victoria Echavarría, una pequeña de siete años, relató que ya no aguantaba estar en su casa de lo aburrida que estaba y por eso volver significaba felicidad para ella. "Aquí es en el lugar que me la paso mejor. En la casa estaba encerrada, sólo jugaba, comía", comentó la pequeña de segundo de primaria, mientras esperaba que dieran las nueve para iniciar clases. La directora Esmeralda Martínez Rivera explicó que se permitirá un aforo de 25% en el aula, es decir, de seis a ocho alumnos. La primaria tiene registro de 371 alumnos y regresarán a clases semipresenciales 259, de lunes a jueves. Los viernes se mandará trabajo, se atenderá a los que no regresen, así como a los más rezagados. Es decir, que dependiendo de la cantidad de alumnos por salón, estarán en el aula una o quizá dos veces por semana. El resto será virtual. A la entrada, personal revisaba que los jóvenes que llegaban se encontraran en la lista del día. Algunos padres de familia llevaron a sus hijos, pero no les tocaba este lunes, por lo que la directora les pedía que se retiraran y regresaran cuando fuera su día. Guadalupe Hernández, alumna de cuarto de primaria, dijo que se sentía bien y alegre de regresar a clases porque ya extrañaba jugar con sus amigas. Cecilia de 11 años, de sexto año, dijo que siente que no aprendió lo suficiente y es mejor estar en la escuela. "Me siento muy feliz. Ya era mucho tiempo. Extraño a todos los amigos". Angélica Argumedo, madre de familia, opinó que los niños ya requerían la actividad de levantarse temprano, bañarse, desayunar y caminar, para no estar solo frente al televisor. Contó que su hijo subió mucho de peso en la cuarentena. "No es lo mismo que aquí expliquen, nosotros no explicamos como debe. No fue mucho lo que aprendieron", consideró.


« El Universal »