Banner de aplicaciones

Nacional Dependencias Federales


Dictan prisión preventiva a Jesús Murillo Karam

Dictan prisión preventiva a Jesús Murillo Karam


Publicación:21-08-2022

TEMA: #FGR  

version androidversion iphone
++--

Deberá permanecer en el Reclusorio Norte hasta el miércoles, afirma ex-procurador que se derrotó la presunción de inocencia

El exprocurador general de la República, Jesús Murillo Karam, deberá permanecer preso en el Reclusorio Norte al menos hasta el próximo miércoles cuando el juez determine si lo vincula a o no proceso por los delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de la justicia en el caso Ayotzinapa.

Al reaccionar a la decisión del juez de Control Marco Antonio Fuerte Tapia, de imponerle prisión preventiva justificada, Murillo Karam exclamó: "Se derrotó la presunción de inocencia".

Fuerte Tapia impuso la medida cautelar, debido a que Murillo Karam cuenta con los medios económicos y una red de amistades, debido a los cargos que ocupó, para sustraerse de la justicia.

Antes, el exprocurador, acusado de utilizar los instrumentos del Estado para crear su verdad histórica sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, decidió apegarse a la ampliación del término constitucional, por lo que será el próximo miércoles cuando se decida su situación jurídica.

En la audiencia que se realizó por varias horas en el Reclusorio Norte, el exfiscal en el sexenio de Enrique Peña Nieto respondió al juez que necesitaba tiempo para presentar documentos que posee para revertir las acusaciones en su contra.

La Fiscalía General de la República solicitó prisión preventiva oficiosa contra Murillo Karam, pues argumentó ante el juez que tiene medios para sustraerse de la justicia, ya que posee cinco domicilios en la Ciudad de México, Hidalgo y Guerrero, y una riqueza valuada en 85 millones de pesos, así como amistades importantes en la FGR.

Lo acusan de fabricar “la verdad histórica"

Los fiscales del caso Ayotzinapa acusaron este sábado al exprocurador General de la República Jesús Murillo Karam de utilizar la fuerza del Estado para fabricar la "verdad histórica" de los hechos ocurridos hace ya casi 8 años en Iguala.

En audiencia celebrada este sábado, los fiscales basaron sus dichos en informes de organizaciones de derechos humanos y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, así como de que varios de los detenidos, entre ellos los 4 integrantes de Guerreros Unidos que fueron torturados para generar una versión de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Los fiscales acusan también que Murillo Karam ordenó al entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, de alterar la escena de los hechos en el Río San Juan en Cocula y causar actos de tortura contra miembros de Guerreros Unidos que presuntamente participaron en los hechos.

"Murillo Karam, como titular de la PGR, ordenó actos de tortura para obtener confesiones e impidió que los familiares de los 43 normalistas 43 tuvieran acceso a la información y presentó videos de supuestas confesiones para seguir un libreto de actores y pruebas y narrativas que se conoció como la verdad histórica", expusieron.

Deciden el 24 de agosto

Será el próximo miércoles cuando se decida la situación jurídica del ex titular de la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam. Tras una larga exposición de imputación de la Fiscalía General de la República (FGR), en la audiencia que se realiza en el Reclusorio Norte, la defensa de Murillo Karam decidió apegarse a la ampliación del término constitucional, lo que significa que solicitó 144 horas para presentar pruebas de descargo.

A la pregunta del juez de Control Marco Antonio Fuerte Tapia de que se decidía que hoy se resolviera si situación jurídica o se apegaba a la ampliación del plazo, el exfiscal en el sexenio de Enrique Peña Nieto respondió que necesitaba tiempo para presentar documentos que posee para revertir las acusaciones en su contra por la supuesta comisión de los delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de la justicia en el caso Ayotzinapa.



« El Universal »