Nacional Estados


A cuatro meses de Agatha, pueblos de Oaxaca viven sin agua

A cuatro meses de Agatha, pueblos de Oaxaca viven sin agua


Publicación:02-10-2022
++--

Habitantes de comunidades de San Pedro Pochutla aún tienen que comprar agua de pipas

POCHUTLA, Oax.- De los 26 puentes afectados en la región Costa por el huracán Agatha , el Puente Azufre de San José Chacalapa es uno de los tres que se destruyeron en el municipio de San Pedro Pochutla. Desde hace cuatro meses está roto por la mitad y sobre él se mantienen atorados grandes árboles arrastrados por el río, troncos que con las lluvias siguen reverdeciendo sobre el asfalto.
El importante puente que conecta a la región Costa con la ciudad de Oaxaca a través de la carretera 175 está cerrado desde mayo. Es el gobierno federal, a través de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transporte (SICT) el responsable de derribarla y levantarla. Mientras tanto, habilitó un vado alterno para el tránsito vehicular deficiente, pues con las lluvias y la crecida del río se convierte en un peligro.
Las autoridades de la agencia y el municipio de San Pedro Pochutla solicitaron a la SICT agilizar la reconstrucción por la importancia de la vía de comunicación, pero la instancia federal argumenta que el retraso se debe a que la Secretaría de Hacienda no deposita el recurso.
La reconstrucción de los puentes destruidos en Xonene, Zapotengo y Chacalapa es uno de los temas que se planteó al Presidente de la República durante su visita a la región Costa este fin de semana.
En julio pasado, el gobierno federal anunció un presupuesto de casi 2 mil millones de pesos para recuperar la red de caminos dañados. Pochutla recibió 50 millones del Programa de Rehabilitación a la Infraestructura en Municipios Afectados por Agatha, pero sólo para restaurar el agua potable, drenaje y caminos, no carreteras.
En su última visita a la Costa de Oaxaca para evaluar los avances en la reconstrucción, el mandatario informó que la inversión total distribuida en diversos apoyos ha sido de 3 mil 10 millones 188 mil 272 pesos, destinados a 31 comunidades con declaratoria de emergencia y 38 con declaratoria de desastre.
En esta cifra sí incluyó la rehabilitación y reconstrucción del sector carretero, así como del educativo, salud, hidráulico, naval y turístico; los titulares de las secretarías encargadas de los diferentes rubros presentaron su informe, excepto el de la SICT, pues se dijo que está enfermo. La Conagua tampoco presentó un reporte sobre sus avances.
No obstante, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa dijo que se ha restablecido el tránsito vehicular en casi todas las carreteras y que continúa la reconstrucción de los puentes.
Cabe destacar que en el sector carretero se invirtieron 517 millones 140 mil pesos, de los cuales el gobierno federal aportó 75% y el estatal 25%.
No todos recibieron los apoyos
Cerca del puente de Chacalapa vivía la artesana textilera Teresa de Jesús Bautista, una de las tantas personas que perdieron su patrimonio con el huracán Agatha. Es una de las damnificadas que no recibió parte de los 258 millones de pesos que el gobierno federal dio a los censados por el programa Bienestar.
La casa y el taller de esta artesana originaria de Pinotepa de Don Luis se ubican en el Barrio El Coco, a orillas del río que atraviesa la zona. Los estragos del huracán aún se pueden observar en su terreno, ahora ocupado por platanares, flores, árboles frutales que su esposo sembró después de que la fuerza de la naturaleza destruyó todo.
Pese a que hay recursos federales asignados a obras de reconstrucción, habitantes de comunidades de San Pedro Pochutla aún tienen que comprar agua de pipas y lidiar con vías de comunicación dañadas.
"Yo perdí todo. Afortunadamente no estaba ese día. Fui a la Ciudad de México a realizar un trámite, pero lo perdí todo, el taller y mi casa. Ha sido difícil recuperarse y lo he logrado gracias al apoyo del mercadito solidario y la agrupación Conecta Puerto. Recuperar mi taller es difícil, más que no deja de llover, es difícil construir así".
La solidaridad los salva
A 15 minutos de San José Chacalapa está El Zapote. En este núcleo rural también severamente afectado por el huracán vive el alfarero Javier Ruiz, quien perdió parte de su taller y producción. A diferencia de Teresa, él sí fue censado por Bienestar, pero los 30 mil pesos que recibió apenas le sirvieron para reparar su fosa séptica, comprar pipas de agua y reponer techos de lámina de su taller.
Después de cuatro meses, Javier realizó la quema de su producción con dificultades, pues las piezas de barro no se pueden terminar si llueve; no obstante, tuvo la fortuna de acceder a un apoyo solidario por 5 mil pesos de Conecta Puerto. Así compró esmalte para sus piezas.
Todos los habitantes de El Zapote sufren por agua potable, ya que el sistema se averió con el huracán. Compra agua de pipas cada 15 días; para consumo, compra agua de garrafón.
Conecta Puerto es una asociación civil que auxilió a 30 pequeños productores y artesanos de la zona más devastada de la Costa. Concluyeron que era necesario activar un plan de fomento y reactivación económica perdurable. Así se enfocaron en los integrantes del Mercado Alternativo Artesanal de la Región del Sol en Mazunte.


« El Universal »