Monitor Más Monitor


Putin concede la ciudadanía rusa a Edward Snowden

Putin concede la ciudadanía rusa a Edward Snowden
Con la ciudadanía rusa en la mano termina la odisea (mientras no lo cacen fuera de Rusia…) del que es un héroe para muchos.

Publicación:28-09-2022
++--

Es difícil valorar si la guerra de Ucrania, provocada por la invasión ilegal de Putin, ha tenido algo que ver con el adelanto de la concesión de la ciudadanía.

El gobierno ruso ha concedido la ciudadanía rusa a Edward Snowden, el ex-empleado de la CIA que destapó los programas de espionaje masivos de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA).

Estaba cantado, aunque es difícil valorar si la guerra de Ucrania, provocada por la invasión ilegal de Putin, ha tenido algo que ver con el adelanto de la concesión de la ciudadanía. Hay que decir que desde 2020 Snowden ya gozaba de residencia permanente en Rusia y antes había conseguido asilo a base de permisos de residencia temporales.

Termina así el periplo iniciado por el consultor de la CIA en 2013 cuando huyó de Estados Unidos tras la divulgación pública de información clasificada que provocó el mayor escándalo conocido contra el derecho a la privacidad.

Edward Snowden, ¿héroe o traidor?

Snowden sigue reclamado en Estados Unidos por espionaje y robo de propiedad gubernamental por publicar documentos clasificados de alto secreto sobre varios programas de la NSA, incluyendo los de vigilancia masiva PRISM, que incluía el acceso a los servidores centrales de nueve grandes tecnológicas estadounidenses: Microsoft Corp, Yahoo Inc, Google Inc, Facebook Inc, PalTalk, AOL Inc, Skype, YouTube y Apple Inc.

Aunque un tribunal federal estadounidense dictaminó que el programa de espionaje de las comunicaciones que llevó a cabo la NSA era inconstitucional, lo calificó como “casi orwelliano” y citó el horror que produciría en el ‘padre’ de la constitución estadounidense, James Madison, el enterarse que el gobierno estaba invadiendo la libertad de los ciudadanos de esta manera, los cargos contra Snowden se mantuvieron.

Y se fueron ampliando con el tiempo. En 2016, el Congreso de los Estados Unidos publicó un informe que decía que Snowden había estado en contacto con funcionarios de inteligencia rusos desde su llegada al país, una afirmación que el consultor negó. Putin, recordemos exjefe del espionaje ruso, dijo en 2017 que Snowden se había equivocado al filtrar secretos estadounidenses, pero no era un traidor.

De hecho, en una entrevista en 2020, Edward Snowden aseguró estar dispuesto a regresar a Estados Unidos si se le garantizaba un juicio justo y una revisión de los cargos que en algunos estados conllevaban hasta la pena de muerte.

Finalmente, con la ciudadanía rusa en la mano termina la odisea (mientras no lo cacen fuera de Rusia…) del que es un héroe para muchos, por jugarse el cuello para sacar a la luz los programas de vigilancia masiva más vergonzosos (e ilegales) que se conocen.



« Especial »