Justicia Más Justicia


Buscan a joven que desapareció en San Pedro

Buscan a joven que desapareció en San Pedro


Publicación:28-05-2022
++--

La joven desaparecida es identificada como Yulisa Yareli Martínez Martínez, de 21 años, quien tiene su domicilio en la Colonia Real San Agustín

La Fiscalía General de Justicia, se encuentra en alerta, después de reportarse la desaparición de una jovencita del municipio de San Pedro, que salió a una universidad y ya no regresó.

Las autoridades esperaron que se pasaran algunas horas, para ver si la jovencita respondía sus redes sociales, pero la respuesta fue nula.

Fue a traves de la Unidad Especializada en Búsqueda Inmediata, que se emitió un reporte de búsqueda por la desaparición de la joven.

La joven desaparecida es identificada como Yulisa Yareli Martínez Martínez, de 21 años, quien tiene su domicilio en la Colonia Real San Agustín.

Fueron sus familiares, quienes se presentaron a interponer la denuncia en las oficinas de la Fiscalía de Justicia.

Explicaron que intentaron comunicarse con ella, por teléfono, y las redes sociales, para ver a qué hora salían de estudiar.

Pero ya no regresó a su vivienda, por lo cual, comenzaron a buscarla con amigos y familiares, sin tener una respuesta positiva.

Mencionaron que solicitaron apoyo a los policías de San Pedro, quienes recomendaron mejor ir directamente a la Fiscalía.

Esto hizo que los agentes del GEBI, rápidamente se movilizaran a realizar las pesquisas, para intentar ubicarla.

Incluso antes de que el caso fuera boletinado.

En él se detalla que la joven es blanca, delgada, de 1.57 metros de estatura y con cabello castaño, largo y lacio.

También se informó, que la jovencita tiene ojos café claro, y nariz y boca medianas.

La última vez que fue vista vestía pantalón de mezclilla negro, top blanco y zapatos negros con suela blanca.

Tras la denuncia, el Grupo Especializado en Búsqueda Inmediata (GEBI) y la Comisión Local de Búsqueda de Personas, implementaron sus protocolos para rastrearla. 

imagen-cuerpo



« El Porvenir / Sergio Luis Castillo »