Joven UDEM


Recrean con avatares toque de campana en la UDEM

Recrean con avatares toque de campana en la UDEM
Debido a las restricciones por la pandemia, no fue posible para quienes egresaron este semestre Otoño 2020 realizar de forma presencial el rito del toque de campana

Publicación:31-12-2020
TEMA: #UDEM  
++--

El alumnado vivió la experiencia desde casa, en formato virtual, a través de una animación simulada, en la que cada estudiante fue representado por un avatar.

Especial                                       

Desde los primeros días de clase, las y los alumnos comienzan a escuchar sobre el rito del tañer de una campana en la UDEM; el comentario de boca en boca se convierte pronto en la leyenda urbana de que quien la toque antes de terminar sus estudios, no se gradúa.

Tiempo después, atestiguan cómo sus compañeras y compañeros más adelantados dan las campanadas y, entonces, aparece como una aspiración, un reto independiente de las evaluaciones finales, cuyo sonido avisa al mundo que un nuevo profesionista ejercerá como agente de cambio en la sociedad.

Este semestre de Otoño 2020, como el anterior, a causa de las restricciones implementadas por la pandemia, no fue posible que quienes egresaron de la Universidad de Monterrey vivieran de forma presencial el rito del toque de la campana, llamado Vox Veritatis, al aprobar su Proyecto de Evaluación Final (PEF) en el nivel de profesional o su proyecto de Innovación y Cambio (PIC) en el nivel de posgrado, como lo establece la tradición académica desde hace 21 años.

El alumnado vivió la experiencia desde casa, en formato virtual, a través de una animación simulada, en la que cada estudiante fue representado por un avatar con rasgos faciales configurados a elección propia desde días atrás, como fueron los casos de Tamara Medina Garza, egresada de Arquitectura, y Natalia Alejandra Morales García, de la Licenciatura en Ciencias de la Educación.

Tamara realizó su disertación y el toque de la campana acompañada por su familia y por una de sus compañeras de PEF, además de que estuvo conectada, a través de Zoom, con otros compañeros y más familiares, como su abuelita y sus tíos.

"Estuvo padre, no esperaba tanta producción, fue muy divertido ver al monito tocando la campana (...) físicamente, lo he vivido con otras amigas que tocan dos campanadas ellas y luego la tercera invitan a sus papás como un agradecimiento; es un momento especial en el que otras personas pueden celebrar contigo el logro", narró.

La joven arquitecta manifestó su intención de aceptar la invitación de la UDEM de regresar a realizar el toque de campana de forma presencial, cuando las autoridades sanitarias lo permitan: "la verdad es que yo me quedé con muchas ganas de vivirlo presencialmente, sí regresaré a tocarla".

Por su parte, Natalia relató que, al inicio de la contingencia sanitaria, sintió frustrada su ilusión de no poder asistir al campus UDEM a tocar la campana junto con su familia, amistades y maestros, "pero me daba más paz saber que habían generado este ritual en Zoom, en donde también podíamos vivir esa experiencia a distancia, y que aun así la familia puede estar presente".

"Estuvo padre hacer el avatar en la página que nos compartieron por medio de correo, el buscar tus características para personalizarlo; obviamente, no se compara con hacerlo presencial, pero estuvo bien para haber sido a la distancia (...) la verdad lo disfruté mucho", expresó.

La nueva Licenciada en Ciencias de la Educación también contempla solicitar a la UDEM el toque de la campana presencial para poder vivir ese momento con su familia, amistades y docentes, "y poder tocar la campana con mi compañera de tesis y tomarnos las fotos colgadas de la campana bocabajo".  

Nery Gracia Ledezma, directora de Comunicación y Mercadotecnia de la UDEM, señaló que durante tres semanas realizaron el rito Vox Veritatis 950 alumnos a través de sesiones virtuales y, algunos días, se han abierto hasta 40 salas a las que han asistido hasta 200 personas, entre familiares y amistades de estudiantes



« Especial »