Joven Mujer Universitaria


Llega a Presidencia de la Asociación de Vida y Células Madre

Llega a Presidencia de la Asociación de Vida y Células Madre
De la primera generación de Biomedicina en la UDEM

Publicación:05-08-2021
++--

Aunque todos somos testigos de nuestra evolución como profesionales, pocos tienen la oportunidad de también ser testigos de la evolución de su profesión.

Tal es el caso de Johana Ojeda Flores, quien forma parte de la primera generación de Ingeniería Biomédica de la UDEM.

Para Johana Ojeda Flores la utilidad de poder aplicar la tecnología al servicio de la salud, fue lo que la llevó hace más de quince años a decidirse por estudiar la Ingeniería Biomédica en la UDEM. Hoy, a poco más de diez años de su egreso puede ver con gusto cómo se han diversificado las ramas de estudio.

La egresada de la generación 2009 y actual Presidenta de la Asociación de Vida y Células Madre, explicó que siempre le ha parecido muy interesante saber cómo funcionan las cosas, en especial las que tienen que ver con el cuerpo.

Para mí la ingeniería biomédica es justo entender cómo funciona nuestro cuerpo para poder usar la ingeniería para medirlo, observarlo, repararlo o reemplazarlo", explicó la exaUDEM.

Recordó que hace 10 años el alcance de la biomedicina era impresionantemente vasto, y a su parecer continúa siéndolo. Hace 10 años existían ya muchas ramas de la biomedicina, y tal vez hoy no es que existan más, pero sí muchas más tecnologías en cada una de esas ramas. 

"Hace 10 años era difícil que alguien fuera del ambiente médico supiera qué hacía un Ingeniero Biomédico, hoy es más fácil que la gente relacione al biomédico con ciertas tecnologías médicas o funciones en el hospital. Recientemente la cámara de diputados aprobó la modificación a la ley general de salud para incluir a los ingenieros biomédicos como un profesional de la salud, esto es una muy buena noticia y habla de cómo el trabajo de los biomédicos cada vez es mejor reconocido", detalló.

La profesionista hace referencia a la votación celebrada durante el mes de abril de 2021 en la Cámara Baja, en donde por el consenso de 440 votos se reforma el primer párrafo del artículo 79 de la Ley general de Salud a fin de establecer que para ejercer la profesión de Ingeniería Biomédica se requerirá título profesional o certificado de especialización.

En el camino del ejercicio de su profesión, Ojeda Flores se ha apasionado con su carrera y ha podido ser testigo de la ventana de oportunidades que trae la biomedicina.

"Va desde cómo investigamos para entender cuál es el problema en una enfermedad, hasta cómo podemos sustituir una función con un implante o dispositivo. Las tecnologías médicas están en todos los consultorios, en todos los hospitales, centros de investigación e incluso en nuestras casas. La biomedicina ha impactado todas las áreas de la medicina y por consiguiente nuestras vidas ayudándonos a prevenir enfermedades, optimizar tratamientos y entender mejor nuestros cuerpos".

Para la Presidenta de la Asociación Vida y Células Madre, uno de los mayores retos de esta ciencia es que se convierta en accesible para toda la población. Que se tenga un mayor apoyo a la investigación y el diseño pensado en equipos eficientes y de larga duración. Asimismo, destacó que la importancia de la Biomedicina es que puede ayudar a resolver de manera preventiva los problemas de salud.



« Especial »