Joven TEC


Integra asociaciones a través de su liderazgo global

Integra asociaciones a través de su liderazgo global
En el 2016 comenzó a involucrarse en la Sociedad de Alumnos de LRI y un año más tarde se convirtió en presidente de la misma.

Publicación:31-07-2020
++--

El involucramiento de Santiago Frech en grupos estudiantiles y su labor altruista impulsaron su trayectoria universitaria.

"Ser una persona reconocida por mi positivismo" esa es la meta personal que Santiago Frech, graduado de la carrera Licenciado en Relaciones Internacionales (LRI) se plantea.

El liderazgo e iniciativa de Frech lo guiaron para crear el primer Modelo Interuniversitario de Naciones Unidas del Estado de Nuevo León en 2017, convirtiéndose en uno de sus principales logros.

Dicho proyecto sigue vigente y se encarga de impregnar la cultura de las Relaciones Internacionales y la Ciencia Política en el estado y en el norte del país. 

A la par de sus estudios profesionales se involucró en AIESEC la ONG que busca que jóvenes desarrollen y exploren su potencial de liderazgo

"Ahí se reciben extranjeros para que hagan proyectos sociales y se mandan personas al extranjero a en donde tengamos sede. Me involucré más en el área administrativa", compartió. 

Su primera participación en grupos estudiantiles dentro del campus Monterrey fue como coordinador dentro de la Federación de Estudiantes (FETEC).

Más tarde se convertiría también en presidente de la Sociedad de Alumnos de Licenciado en Relaciones Internacionales (SALRI). 

COMPLEMENTA SUS ESTUDIOS

Caminar por los pasillos, ver rostros conocidos, es lo que más va a extrañar Santiago. 

Ahora que concluyó sus estudios universitarios, destacó que estudiar en el Tecnológico de Monterrey fue una oportunidad única que le brindaron sus padres. 

"Una experiencia que me proporcionó herramientas para abrir puertas en el futuro", indicó. 

Mediante las actividades del servicio social y su estadía dentro de AIESEC, logró ver el verdadero impacto de los proyectos sociales. 

"Me di cuenta de que buscan un mejor mañana y nosotros que tenemos la fortuna de tener una educación de calidad debemos regresarle un poco a la sociedad", aseguró. 

Además de la empatía desarrolló habilidades como la confianza en sí mismo, aprender a decir que no y delegar responsabilidades. 

"Fue un proceso difícil porque llega el momento en que el tiempo no te alcanza y aprendes a marcar tus prioridades y dejar de lado lo demás", indicó. 

Participó durante siete semestres en clases de voleibol y en torneos intramuros de distintas disciplinas en donde formó grandes amistades. 

"La clave está en la organización de tiempo personal, saber asignarle el tiempo a cada cosa y respetar esos tiempos asignados", afirmó. 

El soporte de sus amigos y compañeros jugó un rol especial en su desempeño pues contar con su apoyo lo llevaron a ser quien es ahora. 

"Gracias a ellos estoy en donde estoy, por las personas que fueron mis equipos de trabajo y su compañerismo", dijo. 

Santiago está consciente de que se lleva un poco de cada una de las personas con las que compartió esta vivencia. 

"Agradezco a todo el equipo de liderazgo y vivencia, que no solo me vieron crecer, sino que también se volvieron amigos y me dieron diferentes oportunidades", compartió. 

El optimismo forma parte de la personalidad de Frech y eso lo ha llevado a contagiar a los demás con su actitud. 

"Sigue disfrutando la vida como hasta hoy, la manera en la que ves las cosas es única y eso permite que todas las personas que te rodean aprendan constantemente de ti", externó Sergio Treviño, Director de Liderazgo y Vivencia Región Norte. 

Después de que la contingencia termine, Santiago espera poder realizar una maestría en el extranjero, específicamente en Japón o Corea.

En sus planes a corto plazo ansia trabajar en el área de recursos humanos y seguir contribuyendo con su labor a la sociedad. 

Por KARLA ESCOBAR 



« Especial »