Joven TEC


Desarrollan profesores Tec programa de terapia con robots

Desarrollan profesores Tec programa de terapia con robots
Las pacientes beneficiadas con los robots logran desarrollar algunas de sus capacidades físicas que les permiten tener una mejor calidad de vida

Publicación:10-01-2022
++--

Las pacientes beneficiadas con los robots logran desarrollar algunas de sus capacidades físicas que les permiten tener una mejor calidad de vida.

Enrique Chong, director de departamento de mecatrónica del Tec campus Estado de México y Edgar López, profesor del departamento de mecatrónica en campus Ciudad de México, desarrollaron un programa interactivo con robots para la ´Fundación de Ayuda al Débil Mental´ (FADEM).

Esta fundación atiende a mujeres con discapacidad intelectual en sus dos planteles, uno en el Estado de México y otro en la Ciudad de México; entre sus pacientes, se encuentran niñas desde los 12 años hasta adultas mayores de 70 años de edad.

Fabiola Sánchez, profesora en educación especial en el área de discapacidad intelectual en la fundación, explica que el programa con robots es una terapia física que ayuda a las pacientes a mantener e incluso desarrollar algunas de sus capacidades para una mejor calidad de vida.

Robots con impacto social

El desarrollo de los robots NAO inició en el 2004, y en el 2008 se dispuso su uso para fines académicos y de investigación.

Los robots utilizados en las terapias con las pacientes de la fundación son del tipo NAO de la empresa ´SoftBank Robotics´.

Estos robots son utilizados en Estados Unidos y Europa en terapias con niños.

"Empezamos con un robot, Atom, después tuvimos a Itzel y Tesla y la última que adquirimos fue Curie. Todos son tipo NAO, pero identificamos a cada uno con un nombre.

"La interacción con las pacientes se da más fácil cuando cada robot tiene un nombre y personalidad", explicó Edgar.

A raíz de la pandemia en 2020, los profesores Enrique y Edgar buscaron darle continuidad al programa de terapia física con robots en la fundación, por lo que continuaron con este a través de una interacción remota por computadora.

"La interacción con las pacientes se da más fácil cuando cada robot tiene un nombre y personalidad".- Edgar López

El reto de la terapia a distancia

Fabiola explica que fue un gran reto que las chicas enfocaran su atención en una pantalla.

"Para ellas fue novedoso poder tomar una terapia a través de la computadora porque era completamente diferente; ellas están acostumbradas al contacto físico.

"Lo primero es lograr que fijen su atención en la computadora, no es lo mismo ver al robot físicamente que a través de una pantalla. Pero finalmente las chicas prestaban atención y realizaban los ejercicios con el apoyo de nuestras cuidadoras", detalló.

Este programa es parte del servicio social de estudiantes del campus Ciudad de México, quienes programan a los robots para las terapias, sin embargo, muchos de ellos han regresado después de haber terminado su servicio para seguir apoyando a la fundación.

"Los chicos se quedan muy involucrados en la causa, no es nada más por el servicio social. Hay quienes siguen ayudando a la fundación de distintas maneras. Es una satisfacción muy grande para todos", dijo Fabiola.



« Especial »