Ven riesgos en tratado comercial México-UE

Ven riesgos en tratado comercial México-UE


Publicación:10-07-2020
++--

Las inconformidades están llegando al despacho del comisario Europeo de Comercio, Phil Hogan, en forma de cuestionamientos

BRUSELAS, Bélgica.- El renovado pacto comercial entre México y la Unión Europea (UE), cerrado en definitiva durante el pico de la pandemia por el coronavirus, está despertando voces opositoras en el Parlamento Europeo, instancia que debe dar su consentimiento para su activación.
Las inconformidades están llegando al despacho del comisario Europeo de Comercio, Phil Hogan, en forma de cuestionamientos por las implicaciones que tendrá el acuerdo ampliado, particularmente en el rubro agrario.
En su misiva, la eurodiputada francesa de Grupo Identidad y Democracia (ID), que agrupa a las agrupaciones populistas y de extrema derecha, Mathilde Androuët, se refiere al pacto como una amenaza que genera temores similares al Acuerdo Económico y Comercial con Canadá (CETA), en el contexto de la soberanía alimentaria, el respeto al medio ambiento y la reubicación de las actividades comerciales.
"De nuevo [se negoció] en nombre de la teoría según la cual los acuerdos de libre comercio globalizados son necesarios para que una Unión en recesión conquiste mercados en crecimiento. Sin embargo, este acuerdo prevé la importación de miles de toneladas de productos [carne de res, aves, cerdo y miel, entre otros] que son particularmente perjudiciales para nuestros productores".
Advierte que abrirá el mercado europeo a 20 mil toneladas de carne de res mexicana, hasta ahora prohibida porque no tiene suficientes garantías sanitarias.
En el mismo tenor se manifiesta la eurodiputada gala Hélène Laporte, también del ID, la cuarta fracción más numerosa en el Parlamento. La política francesa afirma que el pacto concluido el 28 de abril pasado, luego de que México asumiera compromisos concretos en el rubro de las compras de gobierno, supone una amenaza para la sostenibilidad del campo europeo.
"Aunque la crisis de salud del Covid-19 ha colocado en el centro del debate la necesidad de preservar la seguridad y la soberanía alimentaria, ¿cómo justifica la Comisión Europea la conclusión de un acuerdo de libre comercio de este tipo?", cuestiona. "En la medida en que dicho acuerdo sólo beneficiará a grandes grupos agroalimentarios, ¿está preparada la Comisión para sacrificar los pequeños productores agrícolas para promover la rentabilidad de la industria agroalimentaria en Europa?", continúa.
Advierte que el acuerdo afectará seriamente la popularidad del Ejecutivo comunitario, ya debilitada por la crisis de salud.
Igualmente inquieta a la eurodiputada del Partido Popular Europeo, Anne Sander, el que incluya la exención arancelaria de casi todo el comercio de bienes entre la Unión Europea y México.
"La apertura de nuestro mercado europeo corre el riesgo de crear una competencia desleal para nuestros productores y una violación de la calidad de la salud de los productos ofrecidos a los consumidores europeos", afirma.
"En medio de una crisis agrícola vinculada al Covid-19 y en un momento en que se cuestiona nuestra autosuficiencia alimentaria, ¿no le preocupan a la Comisión las consecuencias económicas de tal apertura para nuestras cadenas de suministro?".
Harald Vilimsky, procedente de las filas del ultranacionalista del Partido de la Libertad de Austria, es otro miembro de la Eurocámara que ha contactado a Hogan; fue para atraer su atención sobre las implicaciones que pueda tener la contracción económica de México y el eventual rumbo del país bajo la dirección del presidente Andrés Manuel López Obrador.
"Todavía hay incertidumbre sobre la política económica del presidente Andrés Manuel López Obrador. ¿Cómo ve la Comisión esto con vistas al futuro y cuáles son las posibles consecuencias, riesgos y oportunidades para las empresas e inversiones de la UE?".
Jordan Bardella, eurodiputado francés del ID, ha ido un paso más adelante. Por iniciativa propia ha puesto sobre la mesa la primera propuesta de resolución sobre el acuerdo bilateral, abogando por su cancelación. La resolución clasificada en los archivos de la Eurocámara como B9-0167/2020, "pide a la Comisión que proponga la suspensión del proceso relativo al acuerdo comercial negociado con México".
Justifica que no se dispone de información significativa sobre los beneficios obtenidos por México en el marco de las negociaciones, así como hay riesgos medioambientales por el aumento de los flujos de mercancías y al incremento de las actividades contaminantes en México.
Además, señala que "la celebración de este acuerdo comercial llega en un momento en que el modelo de negocio de la Unión se está cuestionando en los Estados miembros, en particular en el sector agrícola".
En un documento firmado el 18 de junio, Hogan responde a Harald Vilimsky al afirmar que el acuerdo actualizado será balanceado, ambicioso y comprehensivo y fortalecerá las relaciones económicas y políticas abriendo nuevas oportunidades. "Sin embargo, persiste la incertidumbre sobre el impacto que la pandemia del Covid-19 podría tener en las perspectivas económicas en México. La Comisión sigue supervisando el entorno económico y normativo en México y las posibles consecuencias para las empresas de la UE y el comercio y la inversión", indica.


« El Universal »