Tras muerte de la reina ponen en marcha Operación Unicornio

Tras muerte de la reina ponen en marcha Operación Unicornio


Publicación:08-09-2022
++--

Desde la década de los 60, fueron diseñados dos protocolos secretos : la Operación “London Bridge” y la "Operación Unicornio".

 Este jueves 8 de septiembre, a los 96 años, concluyó el reinado más longevo de Reino Unido, y el segundo más largo de la historia, con la muerte de la Reina Isabel II, en el Castillo de Balmoral, Escocia, tras lo cual se puso en marcha el protocolo conocido como “Operación Unicornio”.

Los procedimientos tras la muerte de la monarca de Reino Unido siempre fueron una preocupación para la corona británica, por ello desde la década de los 60, fueron diseñados dos protocolos secretos para hacer frente a esta situación: la Operación “London Bridge”, en caso de que falleciera en un recinto real y la “Operación Unicornio”, en caso de que lo hiciera fuera de ellos.

Desde hace algunas semanas la reina Isabel II presentó complicaciones en su salud, por lo que al momento de su fallecimiento se encontraba en una casa de descanso, el Palacio de Balmoral, en Escocia.

Es por ello que el protocolo que se puso en marcha este jueves es el segundo: la Operación Unicornio para trasladar el cuerpo de la reina por aire o tierra al Palacio de Westminster y comenzar los actos funerarios.

El primer acto de este protocolo fue informar de manera secreta sobre la muerte de la reina, a todos los poderes británicos y cancelar todo tipo de actividades en el Parlamento de Gran Bretaña, para posteriormente cada una de las cámaras manifestar sus condolencias.

Desde este momento se establecerán 10 días de luto nacional en el reino unido, y se espera que en el día 9 sea cuando se lleve a cabo el funeral en la Abadía del Palacio de Westminster. Ese día se suspenderán todas las actividades en Gran Bretaña.

Pero antes que esto, el ataúd con el cuerpo de la reina saldrá del Palacio de Balmoral rumbo al palacio Holyroodhouse, en Edimburgo, durante este traslado se realizará una procesión ceremonial por la calle principal de la capital escocesa, Royal Mile, para finalmente llegar a la Catedral de St Giles, donde habrá un servicio funerario con la familia real y estará abierto al público.

Posteriormente el féretro será trasladado de Escocia a Londres vía el tren real, realizando un viaje lento, durante toda la noche, desde  Aberdeen hasta la estación de San Pancras, donde será recibido por miembros de la familia real y la Primer Ministra británica Liz Truss. El cuerpo será llevado al palacio de Buckingham

Las exequias de la reina Isabel II se realizarán en la Capilla de San George, en el Palacio de Windsor, donde también se encuentran los restos de su esposo el Príncipe Felipe.



« Redacción / El Porvenir »