En Escena Música


Lleva pegado el traje de charro

Lleva pegado el traje de charro
El cantante resalta que es feliz de usarlo y se siente bien vestido así.

Publicación:16-12-2020
++--

En 42 años de carrera artística Pedro Fernández ha portado con orgullo el traje de charro y algo tiene claro: "No me lo voy a quitar"

Ciudad de México.- En 42 años de carrera artística Pedro Fernández ha portado con orgullo el traje de charro y algo tiene claro: "No me lo voy a quitar". El cantante mexicano resalta que es feliz de usarlo y se siente bien vestido así.

"Además me he podido adaptar a ser como yo soy con el traje de charro, no necesariamente tengo que estar hermético ni con una sola postura, puedo bailar, moverme, me da la posibilidad de hacerlo como lo siento y eso me tiene contento", dice en entrevista.

Con esa energía que lo caracteriza es con la que también se le puede ver en el video musical del tema "Cómo será la mujer", su más reciente sencillo. El intérprete de ranchero explica que quiso cerrar el año con una canción alegre como esta, para celebrar, bailar, divertirse y darle la vuelta a la página de todo lo que ha vivido la gente en este 2020 con la pandemia del Covid-19.

Fernández relata que no se había planteado descansar tanto como ahora y que más bien fue la vida la que, como a muchos, se lo impuso. "Yo nunca había dejado de cantar tanto tiempo, tantos meses sin subir a un escenario no me había pasado, pero tampoco me había pasado poder disfrutar de mi familia, mi casa. Ha sido bueno pero difícil en otras formas", comenta.

"He pasado la pandemia con momentos alegres, otros no tanto, un poco de angustia y desesperación, también con mucha reflexión y la mayor parte es disfrutar de mi casa y familia que es lo más importante".

Al respecto, recuerda que este año tenía una gira que se suspendió pero espera que en 2021 pueda retomar, a la par el cantante adelanta que está trabajando en su próximo álbum que espera lanzar para mediados del próximo año y en el que estará incluido "Cómo será la mujer", tema de la autoría de Rigoberto Tovar.



« El Universal »