Cultural Educación


¿Avispón asiático o abeja? Las diferencias entre especies

¿Avispón asiático o abeja? Las diferencias entre especies


Publicación:23-07-2020
++--

La gran abeja ballena, como es otro de sus nombres, ha sido localizada en países como Japón, China, Corea del Sur, India, Malasia, Nepal y Tailandia.

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante las posibilidades de que el avispón asiático se acerque a México, una especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) instó a la población a distinguir las diferencias entre esta especie y las abejas nativa para evitar su destrucción, pues esta especie es la responsable del 75% de la polinización de frutas y verduras en el mundo.
Adriana Correa Benítez, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) explicó a través de un comunicado que la "Vespa mandarinia", como también es conocido el avispón originario de Asia, se caracteriza por el color amarillo de su rostro, así como su gran tamaño, pues son más grandes en comparación de las avispas y abejas.
La experta expuso que entre la comunidad del avispón amarillo, como también es llamado, tanto obreras como machos (estos últimos no tiene aguijón) miden entre 2.4 a 4 centímetros de largo, mientras que la reina puede llegar a medir 5 centímetros: "La reina vive hasta un año, mientras que las obreras de 15 a 35 días", detalló.
Este insecto social conforma colonias integradas hasta por 540 obreras y una reina, que es quien las representa, y algunos machos, que habitan en nidos que construyen en huecos (ya existentes) de 60 centímetros de profundidad en la tierra y las entradas de estos son estrechas.
La gran abeja ballena, como es otro de sus nombres, ha sido localizada en países como Japón, China, Corea del Sur, India, Malasia, Nepal y Tailandia. Por ejemplo, en la región japonesa se reportó que las obreras son más activas de julio a octubre, que es el tiempo que comprende entre las estaciones del verano y el otoño.
La también gran abeja gorrión se reproduce en faunas húmedas, como lo son las zonas boscosas, mencionó Correa Benítez, quien determinó que "dependen de gran cantidad de recursos alimentarios para su sobrevivencia, por lo que los desplazamientos y migración hacia otros climas y tipos de suelo son poco probables".
Hace un par de meses su presencia fue captada en Washington, Estados Unidos. Entonces se le denominó "avispón asesino", pero este término no es oficial, ni tampoco el adecuado para referirse a la especie, aclaró la estudiosa.
"Probablemente por las condiciones de primavera emergieron del periodo invernal para comenzar colonias; hasta ahora se desconoce cómo llegaron a Norteamérica, aunque se especula que pudo ser en un embarque internacional", ahondó la jefa del Departamento de Medicina y Zootecnia de Abejas, Conejos y Organismos Acuáticos de la FMVZ.
Para evitar su ataque, en caso de encontrarse con él, no tiene que ser molestado. "Se debe llamar a los especialistas para que ellos hagan el reporte y sean capturados, reubicados o eliminados", pues su veneno podría ser letal para personas alérgicas, y en consecuencia, producir shock anafiláctico, necrosis tisular y daño renal, dijo.
"No suele atacar a los humanos, pero puede reaccionar agresivamente si percibe una amenaza, en particular hacia su nido", advirtió la investigadora. Además, detalló que las abejas melíferas son la fuente principal de alimento de las avispas.
"Se sabe que las avispas buscan fuentes de proteína para sus reinas y atacan colmenas de 'Apis mellifera'. Devoran a las larvas y matan a las abejas adultas: las decapitan, mastican la masa muscular del tórax, la compactan (como una bola) y la trasladan a su nido", describió Correa Benítez.
La académica de la UNAM narró que los ataques contra las colmenas duran seis horas, aproximadamente, en las que exterminan a miles de abejas: "Se dice que una sola avispa puede acabar con cuatro por minuto".


« El Universal »