Local Estado


Lanzan autoridades alerta por huracanes y ciclones

Ante todo prevenirAnte todo prevenir

Autor:Consuelo López González   |    Publicacion:20-07-2019

+ + - -

Espero que los alcaldes me copien y provean a sus municipios así porque es importante, nada es más importante que la vida de una persona

 

 

Monterrey, NL.-Nuevo León se declaró listo para la temporada de huracanes y ciclones tropicales 2019.

 En el marco de la instalación del Consejo Estatal de Protección Civil y Comité de Fenómenos Hidrometeorológicos, se dio a conocer el pronóstico de al menos 33 eventos, 14 de ellos en el Océano Atlántico y 19 más en el Océano Pacifico.

A manera de prevenir pérdida de vidas humanas y materiales como las ocurridas durante el paso del huracán “Alex” y la tormenta tropical “Ingrid”, la entidad cuenta con personal capacitado y equipamiento moderno para atender cualquier contingencia.

El llamado a la población es a permanecer al pendiente de las condiciones del clima y contar con un plan de acción.

“La Protección Civil en Nuevo León está más fortalecida que nunca”, indició Miguel Ángel Perales, director de Protección Civil en el Estado.

Mario Alberto Quezada Cortés, Director General del Organismo Cuenca Rio Bravo de la Comisión Nacional del Agua, informó que durante los meses de julio a septiembre se tiene pronosticada la llegada de 14 huracanes para el Océano Atlántico y 19 para el Océano Pacífico.

Detalló que de los fenómenos en el Océano Atlántico, 6 son tormentas tropicales, 5 huracanes categoría de 1 a 2, y 6 huracanes categoría 3, 4 ó 5.

El Océano Pacífico espera 8 tormentas tropicales, 5 huracanes de categoría 1 a 2 y 6 huracanes de categoría 3, 4 o 5.

Si bien el periodo de huracanes arrancó desde el pasado 15 de mayo en el Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico, los meses de agosto y septiembre son los de mayor actividad.

La temporada concluye hasta el próximo 30 de noviembre, por lo que Protección Civil Nacional pidió permanecer al pendiente de las condiciones del tiempo.

Tan sólo en el área metropolitana se tienen 70 puntos de riesgo, siendo los pasos a desnivel algunos de ellos.

“La población tiende a confiarse y piensa que no va a suceder nada, pero solo un poco de agua pueden arrastrar cualquier cosa a su paso”.

 “No debemos de confiarnos en ríos, arroyos, cañadas, hay que tomar las previsiones necesarias”.

De ser necesario, el gobierno del Estado pondrá en operación su red de  albergues en el área metropolitana y  en los diferentes Municipios.

Permanecer en un lugar seguro, no tirar objetos en la calle, no arriesgar la vida, y acudir a refugios temporales de ser el caso, son parte de las recomendaciones.

Además de evitar transitar por calles inundadas, no tocar postes, cajas de luz o cables, así como circular a baja velocidad, con luces del vehículo encendidas y usando cinturón de seguridad.

Entre las tareas del nuevo Consejo están el salvaguardar la integridad física de la población, sus bienes y el medio ambiente, así como reducir los daños y consecuencias ante la eventualidad de un desastre provocado por fenómenos naturales.

Por su parte, el Comité de Fenómenos Hidrometeorológicos está conformado por autoridades de los tres niveles de gobierno, que trabajarán de manera coordinada en atención a cualquier evento.

 Un poco de la historia

 Durante la historia reciente, Nuevo León ha sido afectado por diversos fenómenos hidrometeorológicos, entre los que destacan el huracán Gilberto, la tormenta tropical Gabrielle, el huracán Emily, el huracán Alex y la tormenta tropical Ingrid.

Fue el pasado 17 de septiembre de 1988 cuando “Gilberto” trajo lluvias que provocaron una fuerte crecida del río Santa Catarina.

Esta coyuntura causó la muerte de 160 personas, 4 de ellas miembros del grupo Cobra de la entonces Policía Judicial, quienes realizaban labores de rescate; mientras que miles quedaron sin hogar y otros tantas desaparecieron.

A partir de este fenómeno meteorológico nace en Nuevo León el sistema de Protección Civil.

El 1 de julio de 2010, “Alex”, el primer huracán de la temporada, provocó que 110 mil personas carecieran de agua potable en sus hogares y 40 mil habitantes se quedaran sin luz.

Al menos 31 mil fueron evacuados y cerca de 10 mil permanecieron en albergues; en lo económico las afectaciones del meteoro ascendieron a los 17 mil millones de pesos.

La reconstrucción fue lenta, costosa y le cambió la fisonomía a la ciudad. El municipio más afectado por este fenómeno, fue Santa Catarina y afortunadamente la edificación de la cortina Rompepicos evitó que los estragos fueran mucho mayores.

Tres años después, el 17 de septiembre del 2013, llegó la tormenta tropical “Ingrid”, la cual dejó daños en el área rural, principalmente.

  RECOMENDACIONES DE PROTECCIÓN CIVIL

En día de lluvias

Tener un kit de emergencias en casa con botiquín, radio con pilas, lámpara, papelería importante, teléfonos de emergencia, celular y agua potable.

Si no es urgente salir, esperar el tiempo prudente a que cese la lluvia.

Si va conduciendo, observar los niveles de flujo o acumulamiento de agua en ríos, vados, pasos a desnivel y en partes bajas.

No intentar cruzar cauces de ríos  y zonas bajas porque puede ser arrastrado por el agua.

Respetar señalamientos colocados en cauces de arroyos  y pasos a desnivel que indican el nivel de agua para evitar ser atrapado por la corriente.

Obedecer las indicaciones y los señalamientos de los oficiales.



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario