##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Sabias Que Portada


Denuncia ONU abusos de China en Xinjiang

Denuncia ONU abusos  de China en Xinjiang
Los hallazgos de la ONU se basan en testimoniales de ex detenidos y otras personas familiarizadas con las condiciones en ocho centros de detención.

Publicación:02-09-2022
++--

Se reportan denuncias de tortura, violación, presión para abandonar idioma y religión.

Beijing, China.- La ONU acusó a China de graves violaciones a los derechos humanos contra comunidades de uigures  y otros grupos étnicos, que podrían constituir “crímenes de lesa humanidad”.

El documento reseña detenciones marcadas por la tortura y otros tratos crueles e inhumanos, denuncias de violación y la presión para abandonar su idioma y religión, entre otros.

##ctrlnotapublicidadparrafo##

Esta es la conclusión de un informe que analiza la represión contra los uigures y otros grupos étnicos mayoritariamente musulmanes, algo que el gobierno de Beijing calificó de “fabricación inventada por las naciones occidentales”.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dio a conocer el documento pocos minutos antes de que concluyera su período de cuatro años.

Los grupos de derechos humanos han acusado a China de llevar a un millón o más de personas de grupos minoritarios a campos de detención donde se cometieron estos abusos, incluyendo políticas para el control natal y restricciones generales e desplazamiento.

Los hallazgos de la ONU se basan en testimoniales de ex detenidos y otras personas familiarizadas con las condiciones en ocho centros de detención. Describieron haber sido golpeados con porras, interrogados mientras les vertían agua en la cara y obligados a permanecer sentados inmóviles en pequeños taburetes durante largos períodos.

Algunos dijeron que se les impidió rezar y se les obligó a hacer turnos durante la noche para asegurarse de que sus compañeros detenidos no rezaran. Las mujeres contaron que las obligaron a practicar sexo oral a los guardias o someterse a exámenes ginecológicos frente a grandes grupos de personas.

El secretario norteamericano de Estado, Antony Blinken, aplaudió el informe y dijo en un comunicado que “profundiza y reafirma nuestra grave preocupación”. Añadió: “Seguiremos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios, la sociedad civil y la comunidad internacional para buscar justicia y rendición de cuentas para las numerosas víctimas”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, cree que la evaluación “identifica claramente graves violaciones de los derechos humanos en la región de Xinjiang”.

Beijing ha cerrado muchos de los campos, a los que llamó centros de educación y formación profesional, pero cientos de miles de personas siguen languideciendo en prisión, muchas de ellas por cargos vagos y secretos.

El informe pide a China que libere a todas las personas detenidas arbitrariamente y que aclare el paradero de las personas desaparecidas y cuyas familias buscan información sobre ellas

Human Rights Watch dijo que el informe sentó una base sólida para una mayor acción de la ONU para establecer responsabilidades por los abusos.

“Nunca ha sido tan importante para el sistema de la ONU hacer frente a Beijing y apoyar a las víctimas”, dijo John Fisher, subdirector de defensa global del grupo.

China respondió diciendo que la oficina de derechos humanos de la ONU ignoró los “logros” en materia de derechos humanos alcanzados por “personas de todos los grupos étnicos en Xinjiang”.

Beijing difundió un informe de 122 páginas titulado “Combate contra el terrorismo y el extremismo en Xinjiang: Verdades y hechos”, en el que defendió su historial y que fue distribuido por las Naciones Unidas junto con su evaluación.




« El Porvenir »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##