Sabias Que Portada


Dan nombre a altar maya

Dan nombre a altar maya


Publicación:12-02-2020
++--

El INAH informó que la cueva con un altar maya que fue descubierta el 1 de febrero se llamará Cueva del Templo de La Estalagmita

Ciudad de México.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que la cueva con un altar maya que fue descubierta el 1 de febrero por autoridades de Protección Civil de Solidaridad, Quintana Roo, se llamará Cueva del Templo de La Estalagmita.


Los arqueólogos Enrique Terrones y José Antonio Reyes coincidieron en que después de inspeccionar la cueva, encontraron un altar, algo común dentro de cuevas y cenotes de la Costa Oriental de la Península de Yucatán, porque los antiguos mayas consideraban a estos lugares como sagrados y creían que en ellos radicaban divinidades del agua, la fertilidad y el comercio, como Chaac y Ek Chuah.


La Cueva del Templo de La Estalagmita está compuesta por sectores secos y otros con presencia de agua, de poca profundidad, en un área aproximada de 800 metros cuadrados.


Terrones y Reyes dijeron que la estructura encontrada en Playa del Carmen corresponde al Posclásico Tardío. Aunque hasta el momento sólo se ha hecho un recorrido sistemático en la parte seca de la cueva y se han localizado algunos materiales arqueológicos en superficie, se plantea una exploración más detallada, que conlleve también la consolidación y restauración del altar-adoratorio, ubicado a 20 metros de la entrada.


La pequeña edificación prehispánica fue construida con piedra caliza y revestida de estuco, mismo que presenta aún restos de pintura en color azul.


Los especialistas del Centro INAH Quintana Roo señalaron que aunque la cueva ha sido nombrada como el Templo de La Estalagmita, en realidad el espeleotema parece corresponder a una estalactita que fue extraída de otra cavidad y clavada invertida a su forma natural. Las exploraciones futuras permitirán aclarar este punto.


A cinco metros del altar se localizó un afloramiento de roca madre. Además se localizaron fragmentos de cerámica del Posclásico Tardío de una navajilla de obsidiana y dos molares humanos, evidencia que es producto del acarreo al interior de la cueva por factores naturales. Los materiales se hallan en proceso de limpieza y clasificación.



« El Universal »