##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Opinión Editorial


La salud: asignatura pendiente


Publicación:25-10-2021
version androidversion iphone

++--

Todo mexicano, por el simple hecho de serlo, tiene garantizado el derecho a la salud.

Todo mexicano, por el simple hecho de serlo, tiene garantizado el derecho a la salud según se estipula en el artículo 4º Constitucional; es además uno de los derechos humanos del hombre según lo señalan los organismos de los Derechos Humanos en México y el Mundo.

Me queda claro que no he venido a darle una clase de derechos humanos o de leyes; digamos que es más como una autoreflexión.

Y si la Constitución ampara nuestro derecho a la salud ¿cómo es que sigue habiendo escasez de medicamentos para niños y personas adultas que sufren cáncer? ¿cómo es que esta enfermedad es la tercera causa de muerte en México? ¿qué se ha dejado de hacer para atender a estas personas?

Citando numeralia del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL, en el periodo 2018-2020 se observó un aumento de la población con carencia por acceso a los servicios de salud al pasar de 16.2% a 28.2%, lo cual representó un alza de 20.1 a 35.7 millones de personas en este periodo.

Lo anterior significa que en dos años hubo un aumento de 15.6 millones de personas que reportaron no estar afiliadas, inscritas o tener derecho a recibir servicios de salud en una institución pública o privada.

Ahora bien, la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer sostiene que en el país se diagnostican más de 190 mil casos por año y de estas personas, más de 80 mil pierden la batalla; y sí, asumo que lo sabe, de entre las variantes del cáncer, el de mama está a la cabeza.

Las y los mexicanos no van ni vamos al médico porque no hay suficiente dinero para la consulta o lasmedicinas, mucho menos para un estudio como la mastografía que si no fuera porque se da de manera gratuita en octubre, muchas mujeres ni se someterían a ella.

Es un círculo no virtuoso donde al no haber los satisfactores del hogar como ropa, calzado, alimentos y servicios, se prefieren los remedios caseros, la receta que se vio en una red social y la consulta queda para cuando haya dinero, si es que lo hay.

A partir de pandemia y un poco antes con la desaparición del Seguro Popular, es aún más difícil y tortuoso el camino para llegar a una institución de salud.

Cada día son más las protestas ciudadanas que buscan este acceso ala salud; más madres de familia desesperadas porque sus hijos no pueden acceder a tratamientos oncológicos y desde el Legislativo, los diputados federales han hecho intentos por hacer entender al Ejecutivo la urgencia de tomar cartas en el asunto de la salud, especialmente en un tema tan delicado como lo es el cáncer.

Dice la Organización Mundial de la Salud que el 12 por ciento de la población mundial tiene crisis sanitaria, es decir, padece el problema de acceso a la salud y México está muy lejos del nivel de los Países Bajos, Suiza, Islandia, Dinamarca y Noruega, que son un ejemplo de lo que debería ser el sistema de salud.

Pero también está lejos de los modelos exitosos latinoamericanos como Chile, Barbados y Costa Rica.

Y si a todo el esquema oficial en crisis le sumamos que muchas organizaciones civiles que apoyan grandes causas también se las verán difícil para seguir apoyando bajo el nuevo esquema federal que busca extinguirlas, más complicado es saber a dónde irá a parar un derecho que consagrado en nuestra Carta Magna.




« El Porvenir »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##