Banner de aplicaciones

Opinión Editorial


De fifís y chairos


Publicación:11-03-2019
version androidversion iphone

++--

Andrés Manuel López Obrador cumplió sus primeros 100 días al frente del gobierno de México, en la autodenominada “Cuarta Transformación”.

El hastag #AprueboElGobiernodeAMLO se convirtió en tendencia en redes sociales y como ya se ha hecho cosa de todos los días, los seguidores del presidente invirtieron la mayor parte de la jornada en desprestigiar a quienes opinan diferente.

“Ver el enojo y la frustración de ciertos presentadores me hace notar que sí había corrupción. Sí había componendas y ahora esos merolicos defienden los intereses podridos de sus patrones”, reza un mensaje.

“Banda chaira”, “no veo la mega marcha fifí para hoy”, “El descontento de los bots fifís que inflan las encuestas en tuiter brilla en las calles del país... por su ausencia ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJA!”

“Los fachos”, “vamos a demostrarle a los de derecha que "ganar" encuestas en Internet y redes sociales no sirve para nada pues quién ganó el 1 de Julio fue @lopezobrador_”

O “El mejor #AMLOMETRO es la misma oposición (si es que se le puede llamar así)”, y “Entre más encuestas a modo hagan, se quejen, lloren y pataleen, es que definitivamente está pisando muchos callos y haciendo las cosas muy bien”.

Son algunos de los mensajes que saturaron las redes donde además se refirieron a la fallida marcha que se convocó para protestar por los primeros 100 días de AMLO, burlándose por el poco poder de convocatoria.

“Hay más gente en la tortillería hoy domingo, que esa marcha fallida, además de sus cartulinas llenas de faltas de ortografía, los chalecos amarillos de Francia ya se deslindaron de la copia chafa”.

Los reaccionarios fans no la sufren cuando de agredir y desprestigiar se trata y es por ello que muy pronto logran posicionar tendencias como la de este fin de semana. No importa si no tienen la razón, no importa si tienen faltas de ortografía, aunque ellos mismos las cometan.

Si Andrés Manuel ha aprendido y adquirido cierta tolerancia contra sus eventuales detractores, su legión de fanáticos, no.

Se les olvida que en la construcción de la democracia el disenso es importante y válido para serviir de contrapeso.

Yo aplicaría una máxima popular que dice: “rata a la gente como te gustaría ser tratada y habla a la gente como te gustaría que te hablen”.

Es cierto que esta lluvia de dimes y diretes no es de ahora, se ha aplicado en una y mil ocasiones, bajo otros colores, otras isglas políticas, pero si los seguidores de AMLO quieren marcar diferencia, lo ideal sería la moderación.

Y claro, los antifans del presidente deben empezar a hacer su parte porq         ue el sexenio apenas lleva 100 días y nos faltan poco más de 2 mil días de gobierno, nos guste, nos disguste; nos emocione o nos repudie.

Decía Mahatma Gandhi que “Los actos más simples de amabilidad son de lejos más poderosos que miles de cabezas inclinándose en una oración”. Nada nos cuesta poner cada cual, un poco de nuestra parte para construir escenarios de auténtico diálogo y por qué no, de paz. Es buen momento para construir un nuevo México.



« Redacción »