Banner de aplicaciones

Opinión Editorial


Cumbre Climática


Publicación:19-04-2021
version androidversion iphone

++--

A este evento, el presidente de México llegará proponiendo que el programa “Sembrando vida”, se extienda a toda Centroamérica.

El próximo 22de abril, Día de la Madre Tierra, el gobierno de Estados Unidos encabezado por Joe Biden ha convocado a una reunión virtual donde se hablará del clima.

A este evento, el presidente de México llegará proponiendo que el programa “Sembrando vida”, se extienda a toda Centroamérica.

Este programa, uno de los varios “enfocados” al bienestar, consiste en impulsar el campo otorgando apoyos para la reconstrucción del tejido social en zonas agrícolas. Se les da apoyo técnico, herramientas, insumos, plantas, equivalentes a 5 mil pesos mensuales.

Sembrando vida es un programa que llega a los estados “clientes” de AMLO:  Campeche, Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Guerrero; no le hago el cuento largo, se trata de 19 entidades federativas donde por supuesto, no está Nuevo León.

Son estados que por cada peso que aportan a la Federación, la Federación les devuelve arriba de 8 pesos, mientras quea Nuevo León, por cada peso se le regresan 29 centavos, así de “parejo” está el suelo en México. Como si en Nuevo León los trabajadores del campo no requirieran este tipo de ayuda.

Pero más allá de este “desahogo”, no me queda claro cómo es que al presidente no se le cae la cara de vergüenza de participar en una convención ambiental cuando aquí en su país ha sepultado los fideicomisos y fondos que tienen que ver con el cambio climático, con promover y actuar para heredar a las nuevas generaciones un país resiliente.

Y sí, por resultado de estas decisiones en que se vio apoyado por la mayoría morenista en el Congreso, fue que la ayuda no llegó para atender con prontitud y rapidez el incendio en la sierra de Santiago. Aunque al presidente le gusten los chistes –no creo que sea de otro modo- como el tuit que subió diciendo, palabras más o menos, que fue por su intervención que hubo lluvia para acabar con las llamas.

Al desaparecer el Fondo de Desastres Naturales, se sacaron por la tangente que será la secretaría de Gobernación la que actuará para tomar decisiones y acciones cuando se den circunstancias englobadas en el hoy extinto Fonden… pero no se establece el mecanismo.

El Fondo Sectorial de Investigación Ambiental, el Fondo para el Cambio Climático corrieron la misma suerte.

Luego de la desaparición de los 109 fideicomisos, quedo a discreción de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) resolver la redirección de los más de 68 mil millones de pesos en un rubro llamado “Aprovechamientos”.

O lo que es  lo mismo, se trata de una caja negra de donde ya no será sencillo darle seguimiento a los recursos.

En México se genera 1.6 kilogramo de basura al día por cada mexicano, el triple de lo que sucede en Europa; se generan cada vez más muertes derivadas de la contaminación del aire; se deforestan  bosques –o los consumen los incendios forestales-y no hay acciones para atender tales adversidades.

Mientras esto sucede, México llegará a la reunión convocada por Biden con “una buena propuesta”, llamada “Sembrando vida”, y en el mero Día de la Madre Tierra, el presidente omitirá compartirle al mundo que en casa borró fondos y fideicomisos en materia ambiental porque al parecer le  representanmuy poca cosa.




« El Porvenir »