Banner de aplicaciones

Opinión Editorial


Cartilla moral


Publicación:14-01-2019
version androidversion iphone

++--

Fue hace 75 años cuando a instancias del entonces secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, se escribió y publicó la “Cartilla Moral”, un documento que reúne  en 14 lecciones, las cosas que al parecer de los políticos de la época, era el buen proceder de cualquier persona que quisiera vivir de manera tranquila, feliz y en armonía.

 

El autor es el regiomontano Alfonso Reyes y aquella “biblia” otorgada entonces a los maestros como una forma de permear en la conducta y hábito de los estudiantes. Estas lecciones sencillas y breves fueron dirigidas en su momento al educando adulto, pero accesibles al niño.

Hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador la desempolva, se la da a los adultos mayores y busca que ellos, tras leerla de manera “voluntaria”,  le den una “repasadita” al catálogo de valores con hijos y nietos.

 

Desde Chalco, Estado de México, el presidente presentó el documento, en cuya carátula, al fin, se les hace honor a las mujeres que forjaron patria, como Sor Juana Inés de la Cruz y Josefa Ortiz de Domínguez y la idea es que con la distribución del documento se fortalezcan los valores culturales, morales y espirituales.

No es una mala idea, lo reconozco, el problema estaría más bien, en si nuestros abuelos gustan de leer y entender la forma poética de escribir de Reyes.

Y si se busca hacer crecer el esfuerzo, vale la pena ir a la idea original de Torres Bodet y permitir que desde el aula, los maestros también trabajen los valores con el alumnado.

El hombre debe educarse para el bien, la voluntad moral trabaja por humanizar más y más al hombre, la apreciación del bien, el respeto a la propia persona en la sociedad y en la familia, el amor a la patria y a la naturaleza, son algunos temas de las lecciones.

 

“La felicidad no es solo acumular riquezas o bienes materiales, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, con nuestra conciencia y con el prójimo”, dijo en su mensaje López Obrador.

Con la entrega de 8.5 millones de ejemplares para cada uno de los adultos mayores, el gobierno de la República quiere moralizar la vida pública de México e insiste que al fortalecer los valores se tendrá una mejor sociedad.

 

Suena “romántica” la idea presidencial, pero estoy de acuerdo. Si no empezamos a trabajar en la promoción de las cosas que nos hacen bien como comunidad, muy particularmente el respeto, difícilmente se puede avanzar.

 

Hoy estamos ante la oportunidad histórica de remembrar a nuestros adultos mayores que con frases como “en mis tiempos no pasaba esto, nuestros hijos eran respetuosos y …”, y no sólo añorarlas, sino que llevarlas a la práctica.

Y creo que debe irse más allá, como dije antes, llevar la “Cartilla moral” a las escuelas y buscar el modo de tropicalizarla para que personas de todas las edades puedan entender los conceptos y si bien no es trata de inculcar como en el catecismo, es decir, repetir una y otra vez, llegaremos a ver el cambio de actitudes de chicos y grandes.

Quizá no ahora ni mañana, pero poco a poco veremos más acciones a favor del medio ambiente, respeto a todos los grupos sociales, menos bullying y armonía social.

Comentarios: nelly.cepedagzz@gmail.com

 

 

 



« Redacción »