Opinión Editorial


30 años de los CENDI


Publicación:29-09-2020

++--

Los CENDI nacen un 2 de octubre de 1990 con la misión de ofrecer atención educativa-asistencial a niñas y niños de 45 días de nacidos a 6 años de edad

 Este 2 de octubre se cumplen 30 años de la fundación de los Centros de Desarrollo Infantil del Frente Popular ´Tierra y Libertad´, los CENDI.

     

     Los orígenes de su creación nos retrotraen al México de la década de los 70, caracterizada por la intensa migración de zonas rurales e indígenas hacia las grandes ciudades, como consecuencia de la pobreza, de las crisis económicas y de la falta de respuesta del gobierno a los problemas del campo.

     

     En este contexto surge en Monterrey, Nuevo León, el movimiento urbano-popular, formado por familias proletarias migrantes en asentamientos irregulares de los cinturones de miseria de la ciudad, donde es fundada la Colonia Tierra y Libertad y es creado el Frente Popular ´Tierra y Libertad´, una de las organizaciones territoriales que más fuerza obtuvo y a través del cual se gestionó la creación de los CENDI como un proyecto piloto de educación inicial y preescolar ante la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), cuyo titular era Luis Donaldo Colosio Murrieta. 

     

     Los CENDI nacen un 2 de octubre de 1990 con la misión de ofrecer atención educativa-asistencial a niñas y niños de 45 días de nacidos a 6 años de edad, con el fin de dar respuesta social a las madres trabajadoras de zonas urbano-marginadas y como parte de los programas de combate a la pobreza.

     

     En 1994 son incorporados a la Secretaría de Educación Pública (SEP), como un Proyecto Estratégico de Educación y en el 2010 pasan a formar parte de la Secretaría de Educación del Estado, mediante Acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado el 8 de diciembre del 2010.

     

     Desde el 2018, los CENDI están en proceso de regularización laboral ante la Secretaría de Educación Pública (SEP), conforme al tercero de 100 compromisos que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo con el pueblo el primero de diciembre del 2018, en el Zócalo de México.

     

     Con la reforma constitucional en materia educativa, promulgada el 15 de mayo del 2019, se cristalizó la histórica lucha del movimiento urbano-popular y del Partido del Trabajo por universalizar la educación temprana, al establecerse en el Artículo Tercero como un derecho de la niñez mexicana el recibir educación inicial y una obligación del Estado el impartirla de manera universal, inclusiva, pública, gratuita y laica. Histórica reforma que abre la posibilidad para que el modelo educativo de educación temprana y de atención integral de los CENDI, sirva como detonador para revertir el círculo de la reproducción de la pobreza mediante la formación de capital humano y para impulsar la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia como una de las bases de la Cuarta Transformación de México.

     

     A 30 años de brindar servicios de alta calidad educativa en las diversas dimensiones del desarrollo infantil temprano, tales como la salud, la nutrición, la neuro-educación y los procesos socio-afectivos, al mismo tiempo que se atienden las necesidades de las familias y de la comunidad en las que viven niñas y niños, los CENDI representan hoy una propuesta innovadora para promover el desarrollo humano y social y son un modelo de referencia de la OEA, del Banco Mundial y de la OCDE, organismos que impulsan políticas para el desarrollo de los países, pues aparte de estar siendo replicado en más de 17 entidades de la República Mexicana, sirve de referencia en Brasil, El Salvador, Ecuador, Colombia y Nicaragua, así como en China y Vietnam.

     

     Los CENDI implementaron un Modelo de Excelencia en la Gestión, en 1997, y mantienen un proceso de mejora continua e innovación, que ha permitido revolucionar el concepto de estancia infantil o de guardería privada de escasa calidad, por el de centro de desarrollo integral, al diseñar sus planes y programas con una base científica y con evaluación de la calidad.

     

     Desde 1998 llevan a cabo procesos sistemáticos de evaluación externa de la calidad de sus programas y servicios, siendo pionero en el mundo en esta materia. Como resultado de las evaluaciones por parte de la Fundación Iberoamericana para la Gestión de la Calidad, de la Organización Asia-Pacífico de Calidad, de la Oficina del Premio Nacional de Calidad y del Centro de Competitividad de Monterrey, los CENDI han cosechado 45 reconocimientos a nivel estatal, nacional e internacional.

     

     ¡Gracias todo el personal CENDI! y ¡gracias a madres y padres de familia! por hacer realidad la visión de consolidarnos como un modelo educativo de clase mundial para la primera infancia en sectores populares, con el propósito de formar personas creativas, capaces, inteligentes, sanas, autogestivas, solidarias, responsables y formadores de una nueva sociedad.

     



« El Porvenir »